La crisis del coronavirus

El precio que pagarán los ricos por no vacunar a los pobres

La economía global podría perder hasta 7,6 billones de euros si los países menos adelantados no acceden a la inmunización contra la covid-19 a la par que los más prósperos, que sufrirían la mitad de estas pérdidas

Pfizer se ha comprometido a suministrar hasta 40 millones de dosis de su vacuna este año a Covax para garantizar inmunizaciones asequibles a 92 países pobres y de ingresos medios.
Pfizer se ha comprometido a suministrar hasta 40 millones de dosis de su vacuna este año a Covax para garantizar inmunizaciones asequibles a 92 países pobres y de ingresos medios.Ted S. Warren / AP

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la sección Planeta Futuro por su aportación informativa diaria y global sobre la Agenda 2030, la erradicación de la pobreza y la desigualdad, y el progreso de los países en desarrollo. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

El cálculo es de la Fundación de Investigación de la Cámara de Comercio Internacional (ICC): la economía mundial perderá entre 1,24 y 7,6 billones de euros si los gobiernos fallan en garantizar a los países pobres el acceso a las vacunas contra la covid-19 al mismo tiempo que los más prósperos. Las economías avanzadas asumirían entre 0,16 y 4 billones de esas pérdidas. Es el precio del nacionalismo inmunitario, denuncia este organismo.

Más información

“Hace una semana dije que el mundo estaba al borde de un fracaso moral catastrófico si no se garantizaba el acceso equitativo a las vacunas. Dos estudios nos demuestran que será además un fracaso económico”, advirtió el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesu, en la presentación de la investigación de la ICC. Se refirió al informe de la Organización Mundial del Trabajo que estima que en 2020 se perdieron un 8,8% de las horas laborales del planeta, “lo que supuso un declive de los ingresos de 3.700 millones de dólares”, indicó. Además de las pérdidas que ha calculado el ICC, que serán mayores cuanto menos se vacune en los países en desarrollo.

Para concluir estos resultados, los investigadores del ICC han cruzado datos de comercio y producción internacional de 35 sectores económicos en 65 países. Y han establecido diferentes escenarios vacunales posibles, desde la inmunización de toda la población en cuatro meses en las naciones ricas y ninguna en las pobres en lo que resta de año; hasta uno “más realista” en el que los países prósperos administran dosis a todos sus ciudadanos rápidamente y los menos adelantados, alcanzan a la mitad a final de 2021.

“Ahora, los países ricos están vacunando, mientras que los pobres miran y esperan. Y cada día, se agranda la brecha entre los que tienen y los que no”
Tedros Adhanom Ghebreyesu, director de la OMS

“Ninguna economía está aislada. Así, aunque las naciones avanzadas consigan la vacunación total y retomen su actividad normal, la sacudida económica se va a seguir sintiendo si no se garantiza un acceso equitativo a las vacunas”, afirmó Sebnem Kalembi-Ozcan, una de los cinco autores del estudio. “Los neumáticos se producen en Tailandia; si, debido a la pandemia, no pueden fabricarlos y entregaros, supondrá un coste para la industria de la automoción de Estados Unidos”, ejemplificó John Denton, secretario general del ICC.

Advirtió Adhanom que cada jornada que pasa, nos acercamos más al peor de los escenarios. “Ahora, los países ricos están vacunando, mientras que los pobres miran y esperan. Y cada día, se agranda la brecha entre los que tienen y los que no”. Para evitarlo, Denton pidió mayores donaciones al fondo COVAX, una plataforma de países ricos y pobres para aunar esfuerzos en la investigación, negociación de los precios y distribución. El objetivo de esta alianza es proveer a los 187 socios con 2.000 millones de vacunas en 2021, también a los 92 de renta baja y media que no se pueden permitir adquirirlas. “Este estudio es una señal de alarma. Invertir en COVAX no es caridad, no es generosidad, es un acto de lógica económica, de sentido común”, repitió. “La inversión en estímulos económicos a nivel nacional no tiene sentido si a la par no se garantiza el acceso a vacunas en países en desarrollo”, continuó.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el pasado 21 de enero. En vídeo, sus declaraciones de este lunes.Christopher Black/WHO/Handout via REUTERS / VÍDEO: REUTERS-QUALITY

El pasado viernes, COVAX anunció un acuerdo de compra anticipada de hasta 40 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. Lo que representa apenas el 2% del total de vacunas comprometidas por la farmacéutica (2.000 millones) para 2021 y 2022. “Se sellan acuerdos por pequeñas cantidades inicialmente, para asegurarnos de que se pueda desplegar la distribución”, explicó el consejero de la OMS, Bruce Aylward, en la conferencia de prensa de la organización este lunes. “El pasado 6 de enero, el encargado de COVAX lanzó información a los 194 países miembros sobre cómo tener acceso al producto de Pfizer. Varios lo han solicitado y ahora se evaluará cuáles tienen infraestructura y se establecerá un orden a seguir”, detalló.

“Durante las próximas semanas, Unicef comenzará a transportar vacunas, junto a jeringuillas y cajas de seguridad (para depositar las jeringuillas usadas), a países de todo el mundo. Trabajaremos con aerolíneas y proveedores de logística y transporte de mercancías para garantizar una entrega segura y puntual”, afirmó Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en cuanto se publicitó el acuerdo con Pfizer-BioNTech.

“Tres de cada cuatro dosis de vacunas de Pfizer (1.500 millones de 2.000 millones) están comprometidas mediante acuerdos confidenciales y secretos firmados por los países de altos ingresos, dejando una parte muy pequeña de las dosis para los países en desarrollo y las organizaciones humanitarias”, criticó este lunes Médicos Sin Fronteras en un comunicado. “Hasta ahora, los más ricos han administrado 27 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, mientras que los de bajos ingresos no han recibido dosis alguna. Y esto tiene lugar mientras los líderes de los países europeos reconocen las vacunas contra la covid-19 como un bien de interés público global, pero se oponen y bloquean iniciativas como la suspensión de las patentes mientras dure la pandemia apoyada ya por cien países en la Organización Mundial del Comercio. Esta exención podría hacer que este reconocimiento retórico’ fuera real y se tradujera en una producción suficiente y un reparto equitativo”, afirma Miriam Alía, responsable de vacunación de MSF.

Además, COVAX anunció que prevé que cerca de 150 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca / Oxford estén disponibles durante el primer trimestre de 2021, a través de acuerdos existentes con el Serum Institute of India y la propia AstraZeneca. Con estos datos, está en camino de administrar al menos 2.000 millones de dosis para final de 2021, de las que al menos 1.300 son para 92 economías de bajos ingresos, según sus responsables.

El acaparamiento de vacunas solo prolongará la terrible experiencia y retrasará la recuperación de África
Matshidiso Moeti, director regional para África de la OMS

“Nosotros primero, no yo primero, es la única forma de poner fin a la pandemia. El acaparamiento de vacunas solo prolongará la terrible experiencia y retrasará la recuperación de África. Es profundamente injusto que los africanos más vulnerables se vean obligados a esperar las vacunas mientras los grupos de bajo riesgo en los países ricos se vuelven seguros “, dijo Matshidiso Moeti, director regional para África de la OMS, el pasado viernes. “Los trabajadores de la salud y las personas vulnerables en África necesitan acceso urgente a vacunas covid-19 seguras y eficaces”.

De 40 millones de dosis administradas hasta principios de la semana pasada en 50 países, en su mayoría de ingresos altos, solo 25 (sin millones, solo 25) se habían inoculado en un país en desarrollo en África, concretamente en Guinea. Seychelles, que es un país de altos ingresos, es el único del continente que ha iniciado una campaña nacional de vacunación.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Más información

Lo más visto en...

Top 50