Anatomía de Twitter
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Qué pasa con las letras de Rosalía

La cantante publicó un vídeo con un fragmento de una nueva canción y la sobrerreacción de las redes en donde ridiculizaron la estrofa muestra cierta inocencia hacia la estrategia marquetiniana de la catalana

Rosalía con un vestido de la diseñadora Natalia Fedner en el vídeoclip 'La Fama'.
Rosalía con un vestido de la diseñadora Natalia Fedner en el vídeoclip 'La Fama'.

Aparece Rosalía en Baqueira en un telesilla y se pone a cantar una estrofa de un nuevo tema de su nuevo disco, del que aún solo hemos oído fragmentos. La letra es como sigue: “Te quiero ride, como a mi bike. Hazme un tape, modo Spike. Yo la batí, hasta que se montó. Segundo chingarte, lo primero Dios”. Es un video corto, de TikTok. Rosalía contenta esquiando con su novio, Rauw Alejandro, y soltando pildoritas de su anunciadísimo Motomami. El tema en cuestión se llama Hentai, palabra que denomina una rama del manga de contenido sexual explícito.

A la gente le ha sentado fatal este vídeo. FATAL. Hay que ponerlo en mayúsculas para dimensionar la reacción de Twitter. La indignación colectiva viene de muchas histerias particulares: algunos no soportan el uso de palabras en inglés, a otros les parece de pésimo gusto, otros dicen que se está alejando del flamenco, aunque conviene recordar que a esos mismos les parecía entonces que aquello no era flamenco ni era nada.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

La propia Rosalía no da crédito y ha publicado un tuit en el que pregunta qué le pasa a la gente a la que le molesta la letra de Hentai. Los comentarios están muy divididos entre el odio, el odio ligero, el amor y los policías del idioma que le quieren corregir no solo la letra de la canción, sino el propio tuit.


En Twitter colisionan quienes respetan las leyes ortográficas y gramaticales con quienes abrazan las leyes no escritas de la jerga de internet. Un mundo de scroll infinito, de haters, followers, trolls; de DMs y favs; un mundo de abreviaturas y espanglish y puntuación alterada. Si se habla así en Twitter, una red en la que cerca del 60% de los usuarios son mayores de 30 años, pueden imaginar lo que ocurrirá en TikTok, donde solo el 40% son mayores de 30 años y se estima, según The New York Times, que cerca de un tercio de los usuarios son menores de 14. Es en esa red social donde Rosalía publicó el vídeo que tiene más de 400.000 me gusta.

Hay muchas teorías para explicar la sobrerreacción que ha suscitado la letra de la canción en Twitter. Uno es la misoginia. Varios usuarios muestran fragmentos de canciones de otros músicos, como Bad Bunny o C. Tangana, que no difieren mucho de las de la cantante. Otra hipótesis la plantea la fotógrafa Lupe de la Vallina: “A ver si no entendéis la música de Rosalía porque ya no es para vosotros”. La idea de que Rosalía esté cantando para otra generación con otros códigos, o incluso que se esté enfocando en el público latino en América es otra posibilidad. También, y muy importante, existe una tercera: que no le pase absolutamente nada a la letra de Rosalía. Esta es la que plantea, por ejemplo, el cineasta Nacho Vigalondo. “Pero qué problema hay con la letra de Rosalía, te juro que ya no entiendo NADA”, tuiteó.

Al parecer es bastante común en Twitter no entender, o hacer que no se entiende, la forma de expresarse de Rosalía. De hecho, los ataques a sus tuits o el empleo de ciertas palabras en sus canciones son tan frecuentes que tiene hasta su propia intérprete, la cuenta Tweets de Rosalía explicados. La biografía dice que no es “de mofa”, pero las traducciones son tan literales como: “Rosalía dice que os quiere demasiado” explicando este tuit de la cantante: “Os quiero demasiao”.

Seguramente, se ha entendido a la perfección la letra de Hentai, no es tan difícil. Seguramente, no haya nada casual en soltar solo ese pedazo de canción desde un telesilla. Seguramente, Rosalía esté frotándose las manos al ver este revuelo, en el que ha participado hasta Amazon Prime tuiteando la última frase de la estrofa: “Lo primero es Dios”, acompañándola con la foto del cura del que el personaje de Phoebe Waller-Bridge se enamora en Fleabag. Y seguramente, como señalan otros usuarios, Rosalía se reirá bien fuerte de sus haters cuando empiece a facturar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS