Columna
i

Otros problemas de la justicia española

La interferencia de los partidos y el desprecio a las resoluciones afectan al buen funcionamiento de la justicia

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, durante una reunión de la comisión permanente y del pleno del CGPJ.
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, durante una reunión de la comisión permanente y del pleno del CGPJ.Salvador Sas / EFE

Más información

Uno de los problemas de la justicia española es la interferencia e instrumentalización de los partidos políticos. Ha producido una situación de bloqueo, donde a la marrullería del PP le responde el Gobierno unos días echándose las manos a la cabeza y otros lanzando propuestas antipluralistas. Otro problema es el desprecio a las resoluciones y procedimientos judiciales y de interpretación constitucional. Es una tentación para todos, los independentistas lo han practicado sistemáticamente y forma parte del programa original de Podemos, Más País y Vox. A veces obedece a un impulso demagógico, otras a un intento de apropiarse de lo público, en unas ocasiones es producto de la ignorancia, en otras una forma de disimular que han utilizado a otras personas como medios para un fin ideológico: es el caso de Juana Rivas, condenada por sustracción de menores. Las cuatro motivaciones pueden actuar al mismo tiempo.

“Creo que si Juana Rivas ingresa en prisión definitivamente no solamente va a ser un escándalo para las mujeres, para el movimiento feminista, sino una muy mala noticia para la democracia porque estaremos mandando un mensaje a muchas mujeres de que proteger a sus hijos y a sí mismas puede salirles muy caro” (Irene Montero). “Otra asesinada más, hoy en Motril. Otra mujer menos. Se llama violencia machista” (Íñigo Errejón [La mujer falleció de muerte natural]). “Juana Rivas protegió a sus hijos de una posible violencia vicaria y su indulto debe llegar de inmediato” (Í. Errejón). “El estado de alarma salvó cientos de miles vidas durante los momentos más duros de la pandemia. Hicimos lo que había que hacer. En España la oposición al Gobierno la están ejerciendo los jueces. Es una cuestión de higiene democrática renovar el Consejo General del Poder Judicial” (Ione Belarra [El Tribunal Constitucional, que no es el CGPJ, consideró inconstitucional el paraguas jurídico del confinamiento, no cuestionó la medida]). “Ya puestos, que se cambien directamente el nombre a Tribunal Voxtitucional y se presenten a las elecciones” (Pablo Echenique). “[La sentencia del procés] Es una vergüenza para el Tribunal Supremo” (Santiago Abascal). “¡CADENA PERPETUA YA! No daremos ni un paso atrás. Desde Vox exigiremos en el Congreso mano dura contra criminales y asesinos” (Vox). “Nosotros le deportaremos” [Al entonces candidato de Podemos Serigne Mbayé] (S. Abascal). “Bienvenida la inconstitucionalidad” (Mónica García). @gascondaniel

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50