Columna
i

Hay negocio en la frontera

El exceso de celo fronterizo o la incuria para con los migrantes son las dos caras del mismo fenómeno: la dificultad de gestionar un fenómeno global imparable ante el que la política se muestra a menudo impotente

La valla de Ceuta.
La valla de Ceuta.Alfredo Cáliz

Con el nuevo Moria convertido ya en un lodazal mucho antes de que empiece el invierno, la gestión del hecho migratorio —fenómeno que a menudo deviene en crisis, tanto por su deficitario manejo como por el sostenido aumento de los flujos— plantea serios interrogantes, dado que la política a duras penas logra honrar su misión de garantizar el bien común y, antes al contrario en lo que se refiere a la migratoria, concita solo desaprobación ...

Lo más visto en...

Top 50