Interior sustituye las concertinas en Ceuta y Melilla por una estructura de barrotes

Las cuchillas, instaladas en 2005, están siendo reemplazadas por una corona metálica en forma de semicírculo que "garantiza la seguridad de la frontera"

Valla de Ceuta con una corona de barrotes semicirculares que sustituyen a las concertinas.
Valla de Ceuta con una corona de barrotes semicirculares que sustituyen a las concertinas.Joaquín Sánchez

El Ministerio del Interior ha comenzado la sustitución de las cuchillas de las vallas de Ceuta y Melilla dos años después de que el ministro Fernando Grande-Marlaska se comprometiese a reemplazarlas por elementos menos lesivos. Interior, según ha adelantado ‘El Faro de Ceuta', ha optado por retirar las llamadas concertinas y coronar las vallas con una estructura de barrotes que forman un semicírculo en lo alto. No hay cuchillas ni elementos cortantes y, según Interior, es un elemento que “garantiza la seguridad de la frontera”. La nueva corona metálica, que el ministerio define como “una estructura en forma de peine semicilíndrico invertido” con un diámetro de 1,20 metros, se ha instalado en las zonas del vallado más vulnerables a los saltos.

Los trabajos de sustitución de las concertinas, instaladas en 2005, comenzaron a finales del año pasado y se presupuestaron en 18 millones de euros (8,3 millones para Ceuta y 9,5 millones para Melilla). El proyecto se enmarca en un plan más ambicioso de refuerzo y modernización de los perímetros de las dos ciudades fronterizas con un coste de 32,7 millones de euros que ha incluido la instalación de un nuevo circuito cerrado de televisión con 66 cámaras, 14 de ellas térmicas, y sistemas de reconocimiento facial en los puestos fronterizos. La reforma supone además elevar la altura de la valla un 30% y en algunos tramos llegará a medir 10 metros de altura. También se elimina la sirga tridimensional de Melilla, conocida como la “tercera alambrada”, un entramado de cables de acero trenzado que discurre entre el vallado de los dos países.

Durante este tiempo España y Marruecos han reforzado las medidas de seguridad a ambos lados de la frontera. Rabat, además de mantener las concertinas en su parte de la valla, concluyó el año pasado la instalación de nuevas cuchillas un plan, que según aseguraron en su momento fuentes marroquíes, estaba en marcha antes de plantearse cualquier propuesta de retirada de las concertinas españolas. Los soldados marroquíes tienen presencia permanente frente al vallado.

La retirada de las cuchillas fue uno de los primeros compromisos de Fernando Grande-Marlaska cuando asumió el Ministerio del Interior en junio de 2018. Las concertinas provocan profundos cortes en los migrantes que intentan sortear la valla y su eliminación era una reivindicación histórica de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. El objetivo de Interior, además de proteger la integridad de los migrantes, era también crear “vallas más difíciles de saltar”.

Las entradas terrestres por Ceuta y Melilla han caído en lo que va de año un 50% respecto a 2019. En total, en ambas ciudades se han registrado 1.278 llegadas, unas son a través del salto o agujereado de la valla, pero otras muchas son entradas irregulares interceptadas en los puestos fronterizos.

Lo más visto en...

Top 50