_
_
_
_
_

La India celebra las mayores elecciones del planeta con el primer ministro Modi como favorito

Rahul Gandhi, al frente de la oposición, pide “fortalecer la democracia” para curar “las heridas infligidas al alma del país en los últimos 10 años”

Varias personas acuden a votar durante la primera fase de las elecciones generales, este viernes en la aldea de Kutba Kutbi, en el estado indio de Uttar Pradesh.
Varias personas acuden a votar durante la primera fase de las elecciones generales, este viernes en la aldea de Kutba Kutbi, en el estado indio de Uttar Pradesh.Anushree Fadnavis (REUTERS)
Guillermo Abril

La gigantesca maquinaria de las elecciones en la India, el país más poblado del planeta, ha arrancado este viernes con el gobernante Bharatiya Janata Party (BJP), el partido nacionalista hindú del actual primer ministro, Narendra Modi, como favorito. Casi 970 millones de personas están convocadas a las urnas a lo largo de siete fases desplegadas en los próximos 44 días. Habrá que esperar al 4 de junio para conocer los resultados. El clima electoral es divisivo tras 10 años —dos mandatos— de Modi en el poder. Su formación ha basado buena parte de la campaña en subrayar el creciente peso internacional y geopolítico del país, el desarrollo de infraestructuras, los programas de ayudas a las clases desfavorecidas y el impulso de la religión hinduista, con ejemplos recientes como la apertura en enero de un templo de esta creencia en el disputado emplazamiento de una mezquita centenaria.

Mientras, organismos internacionales han criticado de forma creciente la regresión democrática que sufre el país y la discriminación de minorías, especialmente la musulmana. La oposición denuncia una persecución política teledirigida por parte de instituciones estatales; protesta por cómo asuntos graves como la inflación, el desempleo y la situación de los agricultores han pasado de puntillas en los medios, mientras las cámaras siguen a Modi a todas partes; y advierte de que el secularismo, consagrado en la Constitución, podría verse comprometido si gana de nuevo el BJP con un discurso inflamado de religión.

En esta primera etapa se eligen 102 escaños de la Lok Sabha, la cámara baja del Parlamento, que será la encargada de investir al Gobierno. Es la mayor de todas las fases, con 166 millones de votantes convocados, y se desarrolla de forma simultánea en circunscripciones repartidas por 21 Estados. En las siguientes seis, se irá votando de forma progresiva por todo el territorio hasta completar los 543 asientos parlamentarios en disputa. Modi, de 73 años, se ha fijado como umbral alcanzar 370 escaños —67 más de los obtenidos en 2019— y pretende llegar a 400 junto a la coalición que comanda, la Alianza Nacional Democrática.

“Hago un llamamiento especial a los jóvenes y a quienes votan por primera vez para que voten en gran número”, ha publicado Modi en la red social X al poco de la apertura de las urnas. “Cada voto cuenta y cada voz importa”. La juventud es un tesoro electoral a mimar en un subcontinente en el que cerca del 65% de la población es menor de 35 años. Si Modi logra la victoria, sería el segundo primer ministro indio elegido en tres ocasiones consecutivas, después del líder posterior a la independencia del país Jawaharlal Nehru, el bisabuelo del actual líder de la oposición, Rahul Gandhi.

Elecciones en India
El primer ministro indio, Narendra Modi, en un acto electoral en Agartala, el pasado miércoles.Jayanta Dey (REUTERS)
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“Salgan a fortalecer la democracia aplicando el bálsamo de su voto sobre las heridas infligidas al alma del país en los últimos 10 años”, ha reclamado también en X Gandhi, de 53 años, el rostro más conocido del Partido del Congreso y el último exponente de una estirpe clave en la política india, hijo, nieto y bisnieto de primeros ministros. Su formación, que obtuvo tan solo 50 diputados en 2019, lidera un bloque de agrupaciones que tratan de hacer sombra común a los destellos del BJP bajo el acrónimo INDIA.

“He votado junto a toda mi familia y hay largas colas esperando a depositar su voto”, cuenta en un mensaje Ruby Khan, que ha participado este viernes por la mañana en Jaipur, una de las circunscripciones del Estado de Rajastán. Khan, vicepresidenta del departamento de minorías en el Partido del Congreso, alertaba la semana pasada en una entrevista telefónica de que la India se encamina hacia un nuevo tipo de “dictadura” y que los derechos de las minorías están siendo “aplastados”. Teme que el BJP, si logra una mayoría suficiente, trate de borrar la palabra “secular” de la Constitución del país. “La gente va literalmente con los ojos vendados por un solo concepto: hindutva”, dice en referencia a la ideología política de derechas que busca hacer de la India un Estado-nación abiertamente hindú.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Guillermo Abril
Es corresponsal en Pekín. Previamente ha estado destinado en Bruselas, donde ha seguido la actualidad europea, y ha escrito durante más de una década reportajes de gran formato en ‘El País Semanal’, lo que le ha llevado a viajar por numerosos países y zonas de conflicto, como Siria y Libia. Es autor, entre otros, del ensayo ‘Los irrelevantes’.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_