_
_
_
_

EE UU autoriza el envío de aviones F-16 a Ucrania por parte de Dinamarca y Países Bajos

Los pilotos tienen que superar meses de entrenamiento antes de la entrega a Kiev, que no podrá contar con ellos este otoño e invierno

Aviones F-16 holandeses durante unas maniobras. Foto: PIROSCHKA VAN DE WOUW (REUTERS) | Vídeo: EPV
Miguel Jiménez

Washington ha desbloqueado el envío de aviones de combate F-16 de fabricación estadounidense a Ucrania por parte de sus aliados. Inicialmente, ha dado su autorización a la entrega de los cazas por parte de Países Bajos y Dinamarca, según han anunciado fuentes oficiales de los países implicados. No obstante, la entrega se condiciona a que los pilotos ucranios estén convenientemente entrenados para pilotarlos, lo que retrasará el envío durante al menos seis meses, privando de su uso en la actual fase de la contraofensiva contra la invasión de Rusia.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, ha dicho este viernes que el secretario de Estado, Antony Blinken, envió una carta a sus homólogos holandés y danés a principios de esta semana, ofreciendo garantías formales de que Estados Unidos aprobaría por la vía rápida todas las solicitudes de terceros para transferir F-16 a Ucrania.

“Me dirijo a usted para expresarle el pleno apoyo de Estados Unidos tanto a la transferencia de aviones de combate F-16 a Ucrania como a la formación de pilotos ucranios por instructores cualificados de F-16″, escribía Blinken en la carta, según una copia a la que tuvo acceso Reuters.

Ucrania ha demandado ansiosamente los F-16 para contrarrestar la superioridad aérea rusa en la guerra. Hasta ahora ha contado con aviones más antiguos, como los MiG-29 y los Sukhoi de fabricación soviética, pero los F-16 fabricados por Lockheed Martin suponen un salto tecnológico y operativo. Varios países europeos llevan meses dispuestos a entregarlos, pero necesitan para ello la luz verde de Washington. En mayo, en torno a la cumbre del G-7 en Hiroshima (Japón), el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mostró ya su disposición a que comenzase la formación de los pilotos ucranios.

“Grandes esperanzas”

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Gobierno ucranio, que ha celebrado cada paso para la entrega de los F-16, es consciente de que no podrá usar los aviones este año. “Ya es obvio que no podremos defender Ucrania con cazas F-16 durante este otoño e invierno”, según declaró el portavoz de la Fuerza Aérea, Yuri Ihnat, en un programa de televisión conjunto emitido por varios canales ucranios este miércoles. “Teníamos grandes esperanzas en este avión, que se convertiría en parte de la defensa antiaérea, capaz de protegernos del terrorismo de misiles y drones de Rusia”, lamentó.

Pese a la ansiedad de Kiev por contar con ellos, Estados Unidos se muestra escéptico sobre su impacto. El general James Hecker, comandante de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa y África, ha señalado a la prensa en Washington que no espera que los F-16 puedan dar un vuelco a la guerra en Ucrania. Y se ha mostrado pesimista sobre los plazos. Preparar escuadrones de F-16 para la batalla podría llevar “cuatro o cinco años”, ha dicho, en declaraciones recogidas por AP.

Además de Países Bajos y Dinamarca, otros nueve aliados (Bélgica, Canadá, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Portugal, el Reino Unido, Rumania y Suecia) se han comprometido a formar a los pilotos ucranios para pilotar los cazas F-16. Esos 11 países comenzarán a la instrucción a finales de este mes en Dinamarca, según informó este viernes el Gobierno danés. Washington se ha ofrecido de forma subsidiaria: “Estados Unidos está preparado para apoyar el esfuerzo de entrenamiento en coordinación con la coalición, y está dispuesto a acoger el entrenamiento de pilotos ucranios dentro de Estados Unidos si se completa la capacidad en Europa”, ha dicho en un comunicado el portavoz del Pentágono, el general de brigada Patrick Ryder.

El entrenamiento se complica por el reducido número de pilotos ucranios que hablan inglés. Algunos pilotos han sido enviados al Reino Unido para ir aprendiendo el idioma mientras llegaba el momento de la formación para los cazas.

El Reino Unido, Países Bajos y Dinamarca son los países que más han insistido para poner en marcha la formación de los pilotos y poder entregar los aviones a Kiev.

“Celebramos la decisión de Washington de allanar el camino para el envío de aviones de combate F-16 a Ucrania. Muchas gracias al secretario Blinken por la buena y rápida cooperación. Ahora, seguiremos discutiendo el tema con nuestros socios europeos”, ha escrito en un mensaje en las redes sociales el ministro de Asuntos Exteriores holandés, Wopke Hoekstra. “Esto marca un hito importante para que Ucrania defienda a su pueblo y a su país”, ha añadido.

“El Gobierno ha dicho en varias ocasiones que la donación es el siguiente paso natural tras la formación. Lo estamos discutiendo con aliados cercanos, y espero que pronto podamos ser más concretos al respecto”, declaró el viernes el ministro danés de Defensa, Jakob Ellemann-Jensen, a la agencia de noticias Ritzau.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_