_
_
_
_

Europa acelera los planes para entrenar a pilotos ucranios para los F-16 tras el visto bueno de EE UU

Borrell aplaude la disposición de varios países de comenzar el adiestramiento en los aviones de combate. Los países comunitarios han entregado ya 220.000 proyectiles y 1.300 misiles a Ucrania

Un F-16 rumano, durante una misión de la OTAN en Lituania. Foto: MINDAUGAS KULBIS (AP) | Vídeo: EPV
Silvia Ayuso

El visto bueno de Estados Unidos a que Europa entrene a pilotos ucranios en el uso de los aviones de combate F-16 que tanto ansía Kiev ha acelerado los planes en diversas capitales comunitarias para ofrecer una preparación como antesala de la entrega, en un futuro aún por decidir, de los cazas. Polonia, Países Bajos, Bélgica o Dinamarca se preparan ya activamente para ofrecer formación de vuelo. Según indicó inicialmente el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y fuentes diplomáticas en Bruselas, Varsovia incluso ha comenzado ya los entrenamientos, aunque el ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, matizó más tarde que aunque todo está listo, todavía no han empezado.

En cualquier caso, Europa afronta ya sin tabúes esta nueva fase de ayuda activa a Ucrania para defenderse de la ofensiva rusa mientras sigue atendiendo las necesidades inmediatas de munición de Kiev: hasta la fecha, se han entregado ya 220.000 proyectiles de artillería y 1.300 misiles, ha anunciado Borrell, con lo que la UE va “en el buen camino” de cumplir su objetivo fijado en marzo de proporcionar hasta un millón de obuses a Ucrania en 12 meses.

“Estoy contento de que por fin empiece el entrenamiento de pilotos de F-16 en varios países. Es algo que llevará tiempo, pero cuanto antes se haga, mejor”, ha dicho el jefe de la diplomacia europea, quien la víspera calificó de “buena señal” el hecho de que Washington se abriera durante la cumbre del G-7 en Hiroshima, el pasado fin de semana, a la entrega futura de los aviones de fabricación estadounidense, al dar luz verde a los entrenamientos de esos aparatos en Europa.

Eso “abre la puerta para proporcionar aviones” de combate a Ucrania en el futuro, se ha felicitado este martes Borrell, que considera que la discusión sobre la entrega de F-16 a Ucrania seguirá previsiblemente el mismo camino que tuvo el debate sobre los tanques Leopard de fabricación alemana: tras las primeras “reticencias” están ya siendo entregados por diversos países europeos a Ucrania, entre ellos España, que ya ha enviado seis y se dispone a mandar en breve otros cuatro más.

“Es una buena idea empezar a entrenar a pilotos [ucranios], es un paso importante que nos permitirá, en algún momento, entregar aviones y además envía una señal muy clara de que estamos en el largo plazo” con Ucrania, ha valorado también el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que participó en el Consejo de Defensa europeo en Bruselas.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

No obstante, incluso los países más decididos a entrenar a pilotos ucranios advierten de que la entrega de aparatos no tiene aún un plazo fijado y llevará tiempo. Todos coinciden en que la prioridad inmediata es cumplir con la entrega de munición de 155 milímetros que Ucrania necesita con urgencia.

Frente a las dudas surgidas en los últimos días sobre el avance de las entregas, Borrell ha anunciado este martes que Ucrania ya ha recibido 220.000 proyectiles de artillería y 1.300 misiles procedentes de los arsenales propios de los Estados miembros, por un valor de 860 millones de euros. La cifra supone un incremento sustancial con respecto a los datos que manejaba la propia Comisión Europea hace solo 10 días, algo que Borrell considera normal, ya que se acerca la fecha límite. “Ha habido un salto importante, estas cosas no son lineales, no es extraño que al final de los plazos sea cuando llega más material”, ha indicado.

Los Veintisiete acordaron en marzo un plan de tres vías para entregar los proyectiles de 155 milímetros —la principal demanda ucrania— y otras municiones, con la meta puesta en proporcionar un millón de proyectiles en los siguientes 12 meses. Lo harán de acuerdo a un programa de tres vías: echando mano de los stocks propios, la denominada vía o track 1, para lo que se fijó un plazo que expira el 31 de mayo y se aprobaron 1.000 millones de euros del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (EPF), para reembolsar parcialmente el armamento entregado. Una segunda vía es la de compras conjuntas hasta el 30 de septiembre, que cuenta con otros 1.000 millones de euros. Ya a más largo plazo, se trabaja en el track 3, que quiere impulsar la ampliación de capacidades de la industria armamentista.

Las cifras finales de cuántos proyectiles han entregado los europeos de su propio arsenal no se conocerán hasta julio, puesto que los países cuentan con varias semanas de plazo tras la fecha límite para presentar sus facturas, señalan fuentes comunitarias. Aun así, según Borrell, “a este ritmo” actual la UE debería llegar al millón de proyectiles prometido.

“No hay cansancio en el apoyo a Ucrania”

“No hay cansancio en el apoyo a Ucrania. Tenemos que dotarle de los medios que necesita en las cantidades adecuadas. En pequeñas dosis, solo sirve para alargar la guerra. Ucrania necesita apoyo decidido y los ministros están decididos a dárselo”, ha afirmado Borrell, según el cual la UE también está sobrepasando sus propias previsiones de entrenamiento de soldados ucranios: ya van 20.000 y, al ritmo actual, “alcanzaremos sin duda los 30.000, el doble de lo previsto”, ha celebrado.

Aunque las municiones son la prioridad inmediata, la UE se prepara ya para el próximo paso: entrenar a pilotos de combate ucranios. Además de Polonia, también Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y el Reino Unido están ultimando el “calendario” para comenzar con su propio programa, en una coalición que ha confirmado la ministra holandesa de Defensa, Kajsa Ollongren.

“Estamos trabajando en el calendario para empezar los entrenamientos, lo importante es comenzar cuanto antes y vamos a acelerarlo ahora que tenemos la luz verde de Washington”, ha dicho Ollongren, que ha indicado que ya se han iniciado las conversaciones para lograr que otros países se sumen a la coalición de entrenamiento de cazas. Portugal, que también cuenta con F-16, ha mostrado su disponibilidad a formar a pilotos ucranios. Según el ministro danés, Troels Lund Poulsen, los entrenamientos podrían comenzar en julio y durarán unos seis meses antes de que los pilotos reúnan las capacidades suficientes como para que los países que así lo deseen entreguen los F-16.

Frente al anuncio desde Bruselas de que ya había comenzado sus propios entrenamientos, el ministro polaco Blaszczak ha matizado que, aunque lo tienen todo preparado, no ha empezado aún el programa. “Estamos listos para empezar el entrenamiento, pero no ha comenzado aún. Pero, por supuesto, estamos listos para ello”, ha declarado a la salida de la cita en la capital belga.

España, por el momento, no contempla adherirse a ninguna coalición de entrenamiento. “España tiene F-18. Cada avión de combate tiene su propia dinámica de entrenamiento y de formación, por lo tanto, nosotros no podríamos aportar formación para los F-16 (…) España va a aportar según sus disponibilidades y en el tema de los cazas vamos a ver cómo va evolucionando”, ha dicho la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Tampoco Berlín parece muy dispuesto a embarcarse en un plan de entrenamiento. “Las posibilidades son extremadamente limitadas y están siendo analizadas, pero no quiero especular”, ha dicho el responsable de Defensa alemán, Boris Pistorius, aunque ha bajado las expectativas. “Probablemente, no podremos ayudar mucho en el entrenamiento de pilotos”, ha asegurado, ya que su país no tiene este tipo de aviones.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Silvia Ayuso
Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_