Las primarias de Florida y Nueva York ponen a prueba la baza electoral del aborto por los candidatos demócratas

Un demócrata moderado se enfrentará al gobernador DeSantis, figura emergente republicana, en noviembre. En Nueva York, el rediseño del mapa electoral obliga a competir entre sí a veteranos demócratas

Pegatinas que identifican a quien ha ejercido su derecho al voto, este martes en un colegio electoral en Nueva York.
Pegatinas que identifican a quien ha ejercido su derecho al voto, este martes en un colegio electoral en Nueva York.YUKI IWAMURA (AFP)

Los resultados de las primarias que se celebran este martes en Florida y Nueva York ofrecen una pincelada más sobre el rumbo de las elecciones de medio mandato, en noviembre, y sobre todo acerca de la correlación de fuerzas en las filas demócratas. El partido afrontaba arduas decisiones: en Florida, quién de los suyos se medirá con Ron DeSantis, potencial candidato republicano a la presidencia en 2024; en Nueva York, cuál de las almas del partido, la que representa al establishment y la progresista, impondrá a su candidato al Congreso en noviembre. En ambos Estados, el debate sobre el derecho al aborto ha estado muy presente en la campaña y ha sido esgrimido como baza por los candidatos. En Nueva York, la corriente moderada se ha impuesto a los candidatos de la facción más izquierdista.

El nombre de Ron de Santis, actual gobernador de Florida, suena con fuerza como posible candidato republicano a la Casa Blanca en 2024, aunque para ello debería ser reelegido hoy. Un hipotético rival de peso para Trump, si el magnate, cercado por investigaciones y procesos judiciales, decide finalmente presentarse a la presidencia; de momento, juega entre bambalinas, con su apoyo a más de 200 aspirantes republicanos en el país. Frente a DeSantis se han medido los demócratas Charlie Crist, que fue gobernador entre 2007 y 2011, y Nikki Fried, responsable de Agricultura del Estado, en pugna por la nominación demócrata. El ganador, el veterano Crist, también ha hecho bandera de la sentencia del Tribunal Supremo que revocó el derecho al aborto. Durante la campaña Fried echó en cara a su correligionario y a la vez rival su cambio de chaqueta en este y otros asuntos, recordando que en el pasado Crist, además de militar en las filas republicanas antes de pasarse a las demócratas, mantenía posturas antiabortistas.

DeSantis ha recibido colosales sumas de dinero para su campaña a la reelección como gobernador y, según la mayoría de las encuestas, se impondrá a Crist en las decisivas elecciones de medio mandato, que podrían dar el control del Congreso a los republicanos y que los demócratas afrontan enumerando los éxitos del presidente Joe Biden en las últimas semanas, como la Ley de Reducción de la Inflación. También confían en la movilización de los votantes, en especial las mujeres, contra la sentencia derogatoria del Supremo. Con su ambivalente perfil político, el moderado Crist, que hoy se ha impuesto cómodamente a Fried, podría atraer en noviembre a votantes independientes y republicanos hartos de las agresivas políticas derechistas de DeSantis.

En la votación de este martes se deciden los candidatos al Congreso federal y estatal, igual que en el caso de Nueva York. Se espera que las primarias demócratas confirmen la candidatura de la congresista Val Demings para disputar en noviembre el escaño del Senado que ocupa ahora el republicano Marco Rubio, un viejo conocido de la escena política nacional. Además, uno de los miembros más polémicos de la Cámara, el representante republicano Matt Gaetz, compite en las primarias contra Mark Lombardo, un exmarine que ha basado su campaña en el escándalo por tráfico sexual y abuso de menores que protagonizó el año pasado Gaetz, investigado pero no acusado.

Nuevo mapa electoral en Nueva York

Los votantes de Nueva York han sido los primeros en manifestarse en una elección al Congreso desde que el Supremo revocó el derecho constitucional al aborto, por lo que la contienda puede dar pistas de cara a noviembre sobre si el banderín de enganche del aborto logrará desviar la atención de los votantes de la incierta situación económica o el aumento de la inseguridad ciudadana, como denuncian los republicanos. Algunos distritos, como el 19, que incluye buena parte del valle del Hudson, son citados como ejemplo. El rechazo de los votantes de Kansas, un Estado dominado por los republicanos, a una enmienda constitucional que buscaba eliminar la libertad para interrumpir el embarazo ha espoleado las esperanzas demócratas de revertir las críticas conservadoras al desempeño económico de Biden. El demócrata Pat Ryan, veterano del Ejército, ha hecho campaña con el mensaje de que la pérdida de ese derecho equivale a una “amenaza existencial” para la democracia estadounidense. Su contrincante republicano, Marc Molinaro, opuesto al aborto, ha restado importancia al discurso y hecho hincapié en la alta inflación y la creciente criminalidad. Ryan se ha impuesto este martes a su rival.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Aparte de esta elección a la Cámara, este martes también se desarrolla una rara primaria dedicada a los distritos electorales recién diseñados en la ciudad. Un juez paralizó la reconfiguración del mapa electoral, que beneficiaba a los demócratas, y por esa razón las primarias han implicado batallas inusuales en las filas demócratas como la que enfrentaba en Manhattan a los veteranos representantes Jerry Nadler y Carolyn Maloney, ambos septuagenarios. El tercero en discordia era el joven Suraj Patel, de 38 años. Al final, el incombustible Nadler se impuso con holgura a Maloney.

Un poso de amargura planeaba sobre las urnas: la reconfiguración de los distritos electorales, ordenada por la junta electoral, ha enfrentando a dos colegas que hoy competían por el mismo escaño. Maloney perdió el que ostentaba desde hacía décadas, al fundirse en uno solo su distrito y el de Nadler, una figura de peso en el partido y presidente del comité de Asuntos Judiciales de la Cámara. El candidato ganador ha manifestado sus críticas a la sentencia del Supremo sobre el aborto y a finales de junio se le pudo ver en la cabeza de la manifestación de protesta que recorrió el centro de Nueva York.

Otro representante también apellidado Maloney, Sean Patrick Maloney, peso pesado en el comité de campaña demócrata, se enfrentaba a Alessandra Biaggi en un suburbio de Nueva York, en un nuevo capítulo de la lucha de poder entre el establishment y el ala progresista. Biaggi contaba con el apoyo de Alexandria Ocasio-Cortez, una de las principales progresistas de la Cámara. En una nueva derrota para el ala izquierdista del partido, el moderado Maloney se impuso a su rival.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS