Moscú y Kiev se acusan del ataque con más de 40 presos muertos en una cárcel rusa del este de Ucrania

Según el Kremlin, el bombardeo se ha llevado a cabo con un misil de fabricación estadounidense, mientras que Zelenski habla de un “crimen de guerra ruso deliberado”

Un cuerpo calcinado en el interior de la prisión bombardeada en Olenivka, al este de Ucrania, este viernes.Vídeo: Reuters
Agencias
Kiev -

Decenas de prisioneros de guerra ucranios han muerto este viernes en el ataque a una cárcel que las autoridades de ocupación rusas mantienen en el este de Ucrania. Tanto Moscú como Kiev se acusan de haber llevado a cabo el bombardeo de esas instalaciones. Las imágenes de la agencia Reuters muestran cuerpos calcinados en las literas en las que dormían o alineados en el exterior de las instalaciones.

Ucrania ha negado haber atacado la infraestructura civil o a los prisioneros de guerra. El presidente Volodomir Zelenski ha asegurado que el bombardeo es un “crimen de guerra ruso deliberado”. “Recibí hoy [viernes] la información sobre el ataque de los ocupantes en Olenivka, en la región de Donetsk. Es un crimen de guerra ruso deliberado, un asesinato de masa deliberado de prisioneros de guerra ucranianos. Más de 50 muertos”, ha afirmado en su intervención diaria.

Fuentes del Ministerio de Defensa ruso han acusado a las autoridades de Kiev de llevar a cabo el ataque con un misil tipo Himars (High Mobility Artillery Rocket System, Sistema de cohetes de artillería de alta movilidad) de fabricación estadounidense, según informó la agencia Reuters citando a medios rusos. La misma fuente añadió que habían muerto 40 prisioneros y otros 75 habían resultado heridos en el penal de la localidad de Olenivka, en la región de Donetsk, en manos de tropas rusas y separatistas alineados con el Kremlin. Según esta versión, también habrían resultado heridos ocho de los guardias de las instalaciones. Responsables de la autoridad separatista prorrusa en el este de Ucrania elevan la cifra de víctimas mortales a entre 47 y 53, informa la agencia France Presse. Todos pertenecían al Batallón Azov, un cuerpo que opera bajo la Guardia Nacional. La televisión rusa ha mostrado imágenes de lo que parecían ser barracas destruidas y camas metálicas retorcidas.

Cuerpos calcinados en la prisión bombardeada en Olenivka.
Cuerpos calcinados en la prisión bombardeada en Olenivka.ALEXANDER ERMOCHENKO (REUTERS)

El Ejército de Ucrania acusó, por su parte, a las tropas rusas de bombardear el centro de detención para ocultar las condiciones en las que tienen a los internos. El ministro ucranio de Exteriores, Dmitro Kuleba, pidió que se abra una investigación por lo que considera un “crimen de guerra”. La Fiscalía de Ucrania anunció una investigación después de que “el Estado ocupante” atacara en centro de reclusión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El ataque tiene lugar mientras ambas partes en conflicto están pendientes de que, tras el acuerdo firmado en Estambul bajo los auspicios de la ONU, puedan comenzar a zarpar desde puertos del mar Negro barcos con las decenas de millones de toneladas de cereal ucranio bloqueadas por la guerra.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS