Cumbre de la OTAN en Madrid
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La visión de Japón en la cumbre de la OTAN

Es la primera vez que un primer ministro del país asiático participa en un encuentro de la Alianza Atlántica, cita en la que Tokio espera consolidar aún más la colaboración con Occidente

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida dando una rueda de prensa en Elmau el 26 de junio rodeado del canciller Olaf Scholz (izquierda) y Joe Biden.
El primer ministro de Japón, Fumio Kishida dando una rueda de prensa en Elmau el 26 de junio rodeado del canciller Olaf Scholz (izquierda) y Joe Biden.DPA vía Europa Press (Europa Press)

La invasión de Rusia a Ucrania no solo pisotea los cimientos del orden internacional, sino también ha provocado el alza del precio de la energía y de los alimentos, lo que está afectando seriamente a la economía mundial y a la vida de las personas. La cumbre de la OTAN en Madrid es una cita primordial para prever la siguiente etapa de la era post Guerra Fría.

La crisis en Ucrania nos ha hecho tomar conciencia de nuevo de que la seguridad de Europa y de la región del Indo-Pacífico es indivisible. Con la gran preocupación de que la situación de Ucrania de hoy pueda ser la de Asia oriental de mañana; Japón ha decidido dar un giro en su política hacia Rusia y estamos imponiendo fuertes sanciones y brindando apoyo a Ucrania, en coordinación con los países socios. Durante esta cumbre, quiero debatir con franqueza sobre las respuestas ante la crisis de Ucrania y consolidar, aún más, la colaboración con nuestros socios como la OTAN.

Además, esta cumbre tiene una gran importancia para el orden regional de paz en el Indo-Pacífico. Están invitados los socios de esta región y es la primera vez que un primer ministro de Japón participa en una cumbre de la OTAN. Es una prueba de que la OTAN muestra cada vez más interés en esta región, lo que acojo muy positivamente. Espero que su fuerte compromiso en la región del Indo-Pacífico se refleje en el Concepto Estratégico, que será renovado en esta cumbre después de 12 años.

La crisis de Ucrania continúa, y al mismo tiempo el entorno de la seguridad que rodea Japón es cada vez más difícil. En el Mar de China Oriental y Meridional, se continúan produciendo intentos de cambiar unilateralmente el statu quo sin acatar el Derecho Internacional y con coerción. Además, Corea del Norte intensifica sus actividades relacionadas con armas nucleares y misiles, violando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, como los repetidos lanzamientos de misiles, incluidos misiles balísticos internacionales, con una frecuencia sin precedente y con nuevas modalidades. Es un claro y grave desafío a la comunidad internacional.

Teniendo en cuenta la crisis de Ucrania, y el entorno de la seguridad en Asia oriental cada vez más severo, Japón elaborará una nueva estrategia nacional de seguridad antes del final del año, y acometerá un refuerzo drástico de sus capacidades de defensa en cinco años. Ningún país puede defender su seguridad por sí solo. Yo mismo voy a promover tanto una política exterior como de seguridad basada en el realismo de una nueva era.

Para proteger el orden de paz en la región del Indo-Pacífico, la colaboración con los países miembros de la OTAN es decisiva. En este sentido, doy la bienvenida a que España tenga cada vez más interés en esta región, como se refleja en el reciente nombramiento del Embajador en Misión Especial para el Indo-Pacífico. Asimismo, tras el ejercicio bilateral en aguas cercanas a Guam del año pasado, la Fuerza Marítima de Autodefensa Japonesa y la Armada Española han realizado una maniobra naval en el estrecho de Gibraltar. Me alegra que avancen las colaboraciones prácticas como esta. Japón elaborará un Plan del Indo-Pacífico libre y abierto para la paz antes de la próxima primavera y expreso mi determinación para consolidar, aún más, la colaboración con los países socios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Japón seguirá promoviendo el ideal de un mundo sin armas nucleares, como el único país que sufrió bombas atómicas en la guerra. En ningún caso, son aceptables las amenazas con este tipo de armas, como está haciendo Rusia, y menos aún su uso. Para promover de nuevo un ambiente propicio para el desarme de las armas nucleares, yo mismo me pondré al frente y lideraré los debates sobre los pasos concretos a seguir para lograr este fin. Además, Japón tomará la iniciativa en las deliberaciones para la consolidación de las funciones de la ONU, incluida la reforma del Consejo de Seguridad.

Quiero aprovechar esta cumbre, para mostrar la unidad de Japón y la OTAN y la solidaridad con Ucrania, así como para elevar las relaciones de colaboración con la OTAN a una nueva dimensión para la materialización de un Indo-Pacífico libre y abierto.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS