Buscadas en Paraguay dos niñas alemanas robadas por sus padres antivacunas

Tienen 10 y 11 años y están desaparecidas desde el 27 de noviembre. Ambas entraron al país sudamericano con uno de sus progenitores, pese a no tener la custodia de las pequeñas

Anne Maja Reiniger-Egler muestra la foto de su hija Clara, el pasado 23 de mayo en Paraguay.
Anne Maja Reiniger-Egler muestra la foto de su hija Clara, el pasado 23 de mayo en Paraguay.Santi Carneri

Si Clara Magdalena Egler, de 10 años, estuviese en Alemania participaría de sus clases de gimnasia y acrobacia, pero hace 6 meses que su madre no la ve y cree que está en Paraguay. Lara Valentina Blank, otra niña alemana también desaparecida, celebraría su 11 cumpleaños con su familia y vecinos, pero lo último que su padre sabe de ella es que, como Clara, está desaparecida desde el 27 de noviembre del año pasado y, probablemente la oculten en alguna comunidad germano-paraguaya antivacunas.

Clara y Lara entraron juntas a Paraguay con dos progenitores que ya no tienen las custodias respectivas: la pareja formada por el padre de Clara, Andreas Rainer Egler, de 46 años, y la madre de Lara, Anna Maria Egler, cantante de ópera de apellido de nacimiento Scharpf, de 35 años.

Ellos trajeron a Paraguay a sus respectivas hijas sin la debida autorización de los otros progenitores. “Presumiblemente, pretendían vivir en alguna comunidad antivacunas del interior del país (…) porque pertenecen a grupos antivacunas y negadores de la existencia de la covid-19″, informó la Coordinadora de Derechos de la Infancia de Paraguay (CDIA), la ONG que acompañó la búsqueda de los padres desde el comienzo.

“A ella le encanta estar con sus amigas, siempre necesita amigas para hacer acrobacias”, cuenta Anne Maja Reiniger-Egler (mamá de Clara) en inglés en Asunción, donde busca a su hija sin cesar. Y donde este lunes, en una rueda de prensa en la Fiscalía, lloró ante las cámaras pidiendo por favor ayuda al pueblo paraguayo para encontrar a su hija. En febrero vino por primera vez junto a su actual marido y junto a Filip Blank (el padre de Lara). Hicieron todo lo posible por explicar el caso a las autoridades alemanas y paraguayas. También buscaron por medio Paraguay, sin éxito hasta ahora.

En ambos países iniciaron todos los procesos legales y penales para la restitución de las niñas a Alemania. Y también el proceso de extradición de Andreas Rainer Egler y Anna María Egler, quienes son requeridos por la justicia alemana “por la comisión del hecho punible de sustracción de personas”, según la CDIA. Y tienen una “alerta roja” de detención en Paraguay, según informó la policía en rueda de prensa.

La justicia alemana revocó la patria potestad de Andreas Rainer Egler y Anna María Egler y otorgó la exclusividad de la patria potestad a Anne y Filip, respectivamente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Tanto Anne como Filip tenía una relación fluida con sus exparejas, incluso buena: “Éramos los mejores padres separados. Los mejores padres que Lara podría tener”, le dice Filip a su ex en un vídeo colgado ahora en las redes sociales donde le suplica que vuelva. Anne y Filip no entienden cómo y por qué desaparecieron súbitamente, intentando no dejar rastro.

Anne Maja Reiniger-Egler, madre de Clara, en la rueda de prensa que dio este lunes 30 de mayo en Asunción.
Anne Maja Reiniger-Egler, madre de Clara, en la rueda de prensa que dio este lunes 30 de mayo en Asunción.Santi Carneri

Inicialmente, la pareja buscó asentarse en una vecindad de origen alemán ubicada cerca de La Colmena, en el campo de Paraguay, a unas tres horas en coche de la capital. “Actualmente, se sospecha que están en el área de Villarrica o Colonia Independencia”, dicen las autoridades, zonas también de comunidades alemanas, la mayoría centenarias, pero que no dejan de recibir nuevos visitantes que aprovechan la laxitud de las leyes paraguayas para no vacunarse o esconderse de las leyes de su país de origen. Aunque las autoridades no descartan que Andreas y Anna María hayan huido con las niñas a otras áreas o cruzado ilegalmente la frontera de Paraguay hacia Brasil o Argentina.

“Tenemos también comunidades alemanas bastante cerradas que dificultan un poco la tarea investigativa”, dijo en la rueda de prensa el comisario y subjefe de Antisecuestros de Paraguay, Mario Vallejos. El oficial solicitó la cooperación ciudadana y garantizó la recepción secreta de información.

“Andreas, por favor, pon fin a esta situación que a mí y a tantos nos roba el sueño. Comunícate por favor con nosotros o los abogados o con alguna persona de tu confianza. Déjanos encontrar juntos una solución. Clara y Lara seguramente no se encuentran muy bien con esta situación. No puede ser que sigan el resto de su niñez escapando o huyendo”, dijo Anne ante la prensa en Asunción. “Al pueblo paraguayo pongo todas mis esperanzas. Por favor, ayúdennos, soy una madre desesperada”, añadió.

Desapariciones en aumento

La Embajada de Alemania mostró su preocupación por este caso y eventuales situaciones similares. La Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia y el Ministerio de la Defensa Pública se encuentran asesorando y acompañando a las familias desde un primer momento.

La desaparición de estas niñas parece no ser un caso aislado. Está aumentando el número desde la pandemia de la covid-19. Según la Oficina Federal de Justicia de Alemania, en 2017 los padres o madres arrebataron a sus hijos al otro progenitor en 186 casos; en 2020 hubo 242 nuevos casos de sustracción de menores; en 2021, subieron a más de 250.

Durante la pandemia, Alemania se ha convertido en la nación europea con mayor cantidad de expatriados en Paraguay. Ya son la tercera comunidad de inmigrantes en el país, por detrás de los brasileños y argentinos. Al menos 1.644 alemanes completaron su proceso de radicación en Paraguay en 2021, según informó a EL PAÍS la Dirección de Migraciones. Casi el triple que en 2020. Y, hasta el 30 de marzo de este año, otros 575 habían completado este proceso .

Algunos religiosos y derechistas ven en Paraguay un refugio contra las vacunas. Oficialmente, ahora mismo hay 7.731 alemanes radicados en Paraguay, pero no se sabe cuántos son en realidad por lo permeable de las fronteras de este país, donde cualquiera que se lo proponga puede entrar o salir caminando o navegando por alguno de los 3.739 kilómetros de frontera fluvial y terrestre que comparte con Brasil, Argentina o Bolivia.

La embajada alemana en Asunción maneja números distintos a los del Gobierno paraguayo: el cónsul alemán Frank Gauls calcula que entre 22.000 y 30.000 alemanes viven en Paraguay. Y añade que, de los siete millones de habitantes que tiene el país, hasta 300.000 son de origen alemán, según declaró al diario paraguayo ABC Color.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS