Davos borra todo rastro de Rusia en su primera reunión presencial en dos años

Pedro Sánchez acudirá al encuentro del Foro Económico Mundial, que estará dominado por la guerra en Ucrania y en el que Zelenski dará el discurso inaugural

Davos se prepara para acoger la reunión del Foro Económico Mundial, con la guerra en Ucrania como trasfondo, el pasado lunes.
Davos se prepara para acoger la reunión del Foro Económico Mundial, con la guerra en Ucrania como trasfondo, el pasado lunes.ARND WIEGMANN (REUTERS)

Después de dos años de encuentros virtuales, los abanderados de las élites económicas y políticas mundiales volverán a dejarse caer a partir del domingo en la estación suiza de Davos, esta vez con dos cambios de calado: será un encuentro sin nieve en las calles ni rastro de presencia rusa en el encuentro del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). El ostracismo occidental por la invasión rusa de Ucrania ha llegado hasta el pequeño pueblo alpino en cumplimiento, dicen sus organizadores, de las sanciones internacionales.

“Tras su condena del actual ataque de Rusia a Ucrania, el Foro está cumpliendo con las sanciones internacionales”, declaraban hace unas semanas los responsables del evento. “En consecuencia, el Foro suspende todas sus relaciones con entidades rusas y no se relacionará con ninguna persona o institución sancionada”, añadían.

Pero la ruptura parece tener mayor recorrido que el mero cumplimiento de las sanciones. De hecho, tras la anexión rusa de Crimea en 2014 y la aprobación de severas sanciones, incluida la expulsión de Rusia de lo que hasta entonces era el G8, el WEF contó al año siguiente con una notable participación rusa y el propio Vladímir Putin fue invitado al encuentro anual, aunque finalmente declinó asistir. El fundador del Foro, Klaus Schwab, aseguró entonces que esperaba que el evento sirviera para “tender puentes” entre las distintas partes del incipiente conflicto en Ucrania. La última participación de Putin en el Foro tuvo lugar en 2021, una edición que se celebró en formato virtual.

Los bancos Sberbank y VTB y la compañía energética Gazprom eran hasta hace unas semanas socios estratégicos del WEF, lo que significa que pagaban alrededor de 600.000 francos suizos al año (por encima de los 575.000 euros) solo por tener un papel destacado en las actividades del Foro. “La comunidad de socios estratégicos comprende 100 empresas líderes de todo el mundo, cada una seleccionada por su compromiso con la mejora del estado del mundo”, indica el WEF en su página web. Algunos de los habituales de Davos echarán de menos no solo la presencia de destacados empresarios y multinacionales rusas, sino también sus famosas fiestas, que incluían caviar servido a cucharadas, numerosas modelos y famosos cantantes, como Enrique Iglesias, para amenizar a los invitados.

En esta edición, que tendrá como lema La historia en un punto de inflexión: políticas públicas y estrategias empresariales, tampoco acudirá ningún representante del Gobierno chino, que en algunos años ha contado incluso con la presencia del presidente Xi Jinping, aunque sí habrá una discreta representación empresarial. Por parte de Estados Unidos, el país con mayor número de participantes, John Kerry, enviado especial del presidente para el Clima y secretario de Estado con Barack Obama, será el alto cargo de mayor cargo en acudir a la estación de esquí.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Alrededor de 2.500 participantes, casi 300 procedentes de órganos de gobierno y 50 jefes de Estado y primeros ministros pasarán a lo largo de la semana que viene por el conocido Foro de Davos. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tendrá una destacada participación en esta edición, en la que se dirigirá a los participantes el próximo martes 24 desde el plenario del Centro de Congresos y participará en dos mesas redondas. Junto con él acudirá la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera.

Con el trasfondo de la guerra en Ucrania, la evolución del conflicto y el nuevo mundo de bloques que está emergiendo van a centrar buena parte del interés del Foro, cuyo discurso inaugural correrá a cargo del presidente ucranio, Volodímir Zelenski. “La reunión anual del WEF es la primera cumbre que reúne a dirigentes globales en esta nueva situación, caracterizada por un emergente mundo multipolar como resultado de la pandemia y de la guerra”, subraya el fundador del WEF, Klaus Schwab, en la nota de prensa de presentación del encuentro.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Alicia González

Corresponsal de Economía Internacional de EL PAÍS. Especialista en relaciones internacionales, geopolítica y economía, ha cubierto reuniones del FMI, de la OMC o el Foro de Davos. Ha trabajado en Gaceta de los Negocios, en comunicación del Ministerio de Economía (donde participó en la introducción del euro), Cinco Días, CNN+ y Cuatro.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS