Canadá abrirá las puertas a las estadounidenses que quieran abortar si se deroga ‘Roe contra Wade’

Karina Gould, ministra federal de la Familia y de Desarrollo Social, aseguró que las estadounidenses podrán interrumpir sus embarazos en Canadá

La ministra de Familia y Desarrollo Social, Karina Gould, hablando en el parlamento de Ottawa el 27 de mayo de 2019.
La ministra de Familia y Desarrollo Social, Karina Gould, hablando en el parlamento de Ottawa el 27 de mayo de 2019.CHRIS WATTIE (REUTERS)

La publicación de Politico sobre una posible prohibición de abortar en Estados Unidos por parte del Supremo de aquel país ha tenido impacto en Canadá. Un documento ―filtrado al medio estadounidense― mostró que una mayoría conservadora del máximo tribunal contempla anular un derecho consagrado desde 1973, tras la sentencia del caso Roe contra Wade. El vecino del norte se ofrece como una especie de santuario si finalmente la interdicción se lleva a cabo. A su vez, la clase política canadiense ha cerrado filas en el tema al defender el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, a excepción del Partido Conservador.

Karina Gould, ministra federal de la Familia y de Desarrollo Social, declaró este martes en el programa Power & Politics de la cadena CBC que las estadounidenses podrán tener acceso al aborto en caso de que el Supremo de su país decrete la prohibición. “No veo por qué no lo haríamos. Si vienen aquí y lo necesitan, es sin duda un servicio que podría ofrecerse.”, manifestó.

Las mujeres que no viven en Canadá tienen acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, pero deben pagar por ello (a diferencia de canadienses y residentes, ya que está contemplada en el sistema público y gratuito del país), a menos de contar con un seguro privado. Si los jueces deciden finalmente derogar Roe contra Wade, como sugiere el borrador, el tribunal devolvería el derecho para legislar la interrupción voluntaria del embarazo a cada uno de los 50 Estados de la Unión. Y eso podría aumentar las solicitudes de este servicio en el país vecino.

“Un factor muy inquietante es que muchas canadienses no viven cerca de una gran ciudad en Canadá, pero tienen acceso al aborto en Estados Unidos”, expresó Gould. La ministra dijo sentirse muy afligida por la publicación de Politico. “Estoy muy preocupada por todo lo que representa, en particular para las estadounidenses, pero también para las canadienses”, agregó.

Este miércoles, el primer ministro Justin Trudeau dijo que su Gobierno estudia reforzar el marco legal relacionado con el derecho al aborto. Se trata de una promesa electoral de los liberales que ha reaparecido con fuerza tras las noticias provenientes de Estados Unidos. Un asunto fundamental reside en que algunas provincias cuentan con un número limitado de clínicas y hospitales donde se ofrece este servicio. Trudeau manifestó que lo fundamental es “garantizar que, no solo ahora, sino bajo cualquier otro Gobierno en el futuro, los derechos de las mujeres estén bien protegidos”.

En la víspera, Trudeau había insistido en Twitter en defender el aborto como un derecho de las mujeres. “El derecho a elegir es un derecho de la mujer, punto final. Todas las mujeres de Canadá tienen derecho a un aborto seguro y legal. Nunca dejaremos de proteger y promover los derechos de las mujeres en Canadá y en todo el mundo”, escribió. Parlamentarios liberales respaldaron las palabras de su líder. Jagmeet Singh, dirigente del Nuevo Partido Democrático, afirmó sentirse preocupado por las informaciones provenientes de Estados Unidos. “Cuando se prohíbe el aborto, el resultado es que hay mujeres que mueren”, manifestó. El Bloque Quebequés también apuntó en la misma dirección.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Partido Conservador no tomó posición, aunque fue un hecho fuera de la sorpresa. El diario The Globe and Mail publicó que la dirigencia de esta agrupación envió un mensaje a sus diputados pidiéndoles no pronunciarse al respecto. El aborto fue un acto criminal en Canadá hasta 1988, año en que la Corte Suprema del país invalidó dicha disposición al considerarla inconstitucional. El derecho de las mujeres a tener acceso a este servicio sanitario se ha consolidado con el paso del tiempo, aunque algunos políticos conservadores han pedido por momentos reabrir el debate sobre este asunto.

Los miembros del Partido Conservador elegirán a un nuevo líder en septiembre; Candice Bergen está al timón de forma interina desde el pasado febrero. Pese al pedido de la dirigencia de no comentar el tema del aborto, dos de los candidatos han precisado que un Gobierno encabezado por ellos jamás presentará o apoyará un proyecto para limitar este derecho. Se trata del diputado Pierre Poilievre y de Jean Charest, ex primer ministro de Quebec.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS