Dimite un vicealmirante alemán tras provocar una tormenta política al asegurar que Putin “merece respeto”

Los comentarios del jefe de la Armada habían generado quejas en Ucrania, en plena crisis por una posible invasión rusa

La exministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, junto al contraalmirante Kay-Achim Schönbach, en una visita a Chipre en 2019.
La exministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, junto al contraalmirante Kay-Achim Schönbach, en una visita a Chipre en 2019.TOBIAS SCHWARZ (AFP)

Un alto cargo de la Armada alemana, Kay-Achim Schönbach, ha dimitido este sábado tras unas polémicas declaraciones sobre el conflicto de Ucrania que han provocado una tormenta política en Alemania y desatado una pequeña crisis diplomática con la antigua república soviética.

El vicealmirante aseguró, durante una visita a la India, que el presidente ruso, Vladimir Putin, únicamente está exigiendo respeto y que probablemente lo merece. Y añadió que Ucrania puede dar por perdida la península de Crimea, territorio que Rusia se anexionó mediante un referéndum ilegal en 2014. Su afirmación contradice la postura occidental según la cual la anexión debe ser revocada.

Schönbach hizo estas declaraciones en un foro de expertos celebrado en la India el viernes y probablemente no sabía que estaba siendo grabado. El vídeo, colgado en YouTube, ha sido ampliamente difundido por los medios alemanes. Las declaraciones de Schönbach, inauditas en un militar de su posición, provocaron que el Ministerio de Defensa se distanciara y las calificara de “opiniones personales”.

En el vídeo, el vicealmirante también se describe a sí mismo como un “cristiano católico romano muy radical” y asegura que, debido a sus creencias religiosas, está convencido de que es bueno para Alemania contar con la Rusia cristiana como socia contra China. “Incluso si Putin es ateo, eso no importa”, añade.

En el Gobierno tripartito sentaron muy mal las palabras de Schönbach, según ha informado el semanario Der Spiegel, que cita fuentes del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Exteriores. “Enseguida se vio que el vídeo en el que aparece haciendo esas manifestaciones no podía quedar sin consecuencias”, relata el medio. Un portavoz del Ministerio de Defensa alemán, consultado por Reuters, aseguró que las declaraciones “no reflejan, ni en el fondo ni en la forma, la posición oficial” alemana.

De vuelta en Alemania, Schönbach publicó este sábado a última hora un comunicado: “Acabo de pedir a la ministra federal de Defensa que me libere de mis funciones como inspector de la Marina con efecto inmediato”. El militar reconoce en el texto que “los comentarios irreflexivos” que hizo en la India sobre asuntos de seguridad afectan a su cargo. “Considero necesario este paso [la renuncia] para evitar perjudicar más a la Armada, a la Bundeswehr [el Ejército alemán], pero sobre todo a la república federal de Alemania”, añade.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En Ucrania las palabras del jefe de la Armada han causado disgusto. Se producen en un momento de alta tensión, con Rusia desplegando sus tropas en las fronteras del país y con las potencias occidentales haciendo innumerables esfuerzos diplomáticos para evitar que la crisis derive en una guerra.

El ministro de Exteriores ucranio, Dmytro Kuleba, aseguró en su cuenta de Twitter que “Ucrania está agradecida a Alemania por el apoyo prestado desde 2014 y también por sus esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto entre Rusia y Ucrania. Pero las últimas declaraciones [las de Schönbach] son decepcionantes y perjudican todo ese esfuerzo y apoyo”.

El disgusto de Ucrania se hizo evidente cuando el Ministerio de Exteriores convocó a la embajadora alemana en Kiev, Anka Feldhusen. El embajador ucranio en Berlín, Andrij Melnyk, abundó este domingo en el malestar al afirmar en Twitter que la dimisión del vicealmirante “no es suficiente para restaurar la confianza en la política alemana”. “El Gobierno tiene que cambiar su rumbo respecto de Kiev”, añadió, en referencia, entre otras cosas, a la negativa de Alemania a exportar armamento.

El jefe de la Armada aseguró en el encuentro: “¿Realmente quiere Rusia una pequeña franja de suelo ucranio? ¿Quiere integrarlo en el país? No, eso no tiene sentido. Probablemente, solo está presionando porque sabe que puede hacerlo, y así dividir a la UE. Lo que realmente quiere es respeto, un respeto de alto nivel. Si me preguntan a mí, diría que es fácil darle el respeto que reclama y que probablemente merece”. Acto seguido añadió que Occidente necesita a Rusia: “Nosotros, Alemania, necesitamos a Rusia contra China”.


Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS