Un informe de 2018 alertaba de un “daño estructural” en el edificio derrumbado en Miami

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, recomienda a los vecinos de la torre norte del complejo que desalojen sus viviendas

Memorial por las víctimas del derrumbamiento de un edificio de apartamentos en Miami, el pasado viernes.
Memorial por las víctimas del derrumbamiento de un edificio de apartamentos en Miami, el pasado viernes.OCTAVIO JONES (Reuters)

El edificio ubicado frente al mar que se derrumbó el jueves en Surfside, Miami (Florida), tenía un “daño estructural importante” en la losa de hormigón debajo de la plataforma de la piscina y “abundantes grietas y desconchados” en las columnas, vigas y paredes del estacionamiento, según un informe de ingeniería realizado en 2018 y que hicieron público el viernes por la noche (la madrugada de este sábado en la España peninsular) las autoridades locales. El alcalde, Charles Burkett, ha recomendado a los vecinos de Champlain North Tower, la torre norte del complejo residencial cuyo derrumbe parcial ha provocado al menos cinco muertos, que desalojen sus viviendas. Burkett aseguró que no cree que vaya a colapsar, pero que tiene “probablemente los mismos materiales, los mismos planos” que el siniestrado. Mientras tanto, decenas de rescatistas continúan este sábado por la mañana, por tercer día consecutivo, buscando bajo los escombros a los 159 desaparecidos.

Más información

El informe de la firma Morabito Consultants no advertía de que existiese un peligro inminente debido a los daños estructurales registrados en el edificio derrumbado. Por el momento, no se ha establecido oficialmente un vínculo entre los problemas detectados por los ingenieros entonces y el colapso parcial del edificio de 12 plantas. En concreto, el documento daba cuenta de problemas debajo de la plataforma de la piscina. “La impermeabilización fallida está causando un daño estructural importante a la losa estructural de hormigón”, dice el texto en el que los expertos recomendaban reemplazar los materiales para evitar el paso de agua en el corto plazo y así evitar que el deterioro del hormigón se expandiera exponencialmente por el complejo.

El ingeniero Frank Morabito, responsable del informe, escribió en el documento que aproximadamente el 2% de las columnas exteriores “han experimentado desconchado de hormigón” y en torno al 5% de las losas del piso estructural de los balcones “mostraron grietas finas en la parte inferior de la losa”. Tres años después del citado reporte, la propuesta millonaria para reparar los desperfectos no se había puesto en marcha. El día previo al colapso, la Administración de la ciudad de Surfside emitió un permiso para reparar el techo del edificio. En mayo, hizo lo propio con otras dos licencias para que se realizaran trabajos de reparación eléctrica y de techos.

La asociación de complejos Champlain Towers ha insistido en que no se puede concluir aún cuál fue la causa del derrumbe. La abogada Donna DiMaggio Berger defendió en la cadena CNN que la junta de la asociación no disponía de información que hubiera presagiado la tragedia ocurrida durante la madrugada del jueves. En el sur del Estado de Florida, la ley obliga a que los edificios realicen un proceso de recertificación cada 40 años. La edificación parcialmente derrumbada fue construida en 1981. Jim McGuinness, funcionario del sector de la edificación de la ciudad de Surfside, sostuvo el viernes que las autoridades estaban a la espera de un informe de inspección para la certificación.

Miami y las comunidades costeras cercanas han experimentado un aumento sustancial del nivel del mar, de hasta 30 centímetros durante el siglo XX, según algunas estimaciones citadas por The Washington Post. McGuinness, que estuvo en el tejado del complejo solo 14 horas antes del derrumbe como parte de una inspección secundaria, espera que cambien los requisitos para la recertificación de edificios, reduciendo ese periodo de trámite de 40 a 30 o 20 años.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Se prevé que la investigación sobre las causas del derrumbe lleve meses. Las autoridades locales ya han informado que participarán ingenieros especializados, científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés), una agencia gubernamental que desde el 11-S tiene autorización para estudiar las fallas estructurales de los edificios, miembros de la Administración de Surfside y el departamento de bomberos.

Un incendio dificulta la búsqueda

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine, ha informado esta mañana que no se han encontrado otras víctimas entre los escombros, por lo que el número de rescatados se mantiene en 127. En una rueda de prensa sostuvo que los equipos de rescate enfrentan “dificultades increíbles” debido a un incendio en curso bajo los escombros. El humo dificulta la visión y la respiración en la zona de la tragedia. Los bomberos han creado una trinchera para tratar de aislar el fuego y seguir buscando víctimas. Tecnología infrarroja y agua son algunas de las técnicas que están utilizando para atajar las llamas. “Es un incendio muy profundo. Es extremadamente difícil localizar la fuente del incendio”, ha explicado Cava.

Sobre el informe que alertaba de “daños estructurales”, la alcaldesa ha dicho que no estaba al tanto, pero ha anunciado que dentro de los próximos 30 días se realizará una auditoría a todos los edificios que tienen 40 años o más para asegurarse de que hayan completado el proceso de recertificación.

Demanda colectiva

Manuel Drezner, uno de los vecinos que ha perdido su vivienda, presentó este viernes una demanda colectiva “en nombre de todos los demás [que se encuentran] en situación similar” contra la asociación de complejos Champlain Towers. La demanda busca una compensación que supere los cinco millones de dólares (unos 4,1 millones de euros), con una cantidad específica que se determinará durante un potencial juicio. El bufete de abogados Brad Sohn alega que la asociación de complejos no “aseguró y protegió las vidas y las viviendas” de quienes vivían en el edificio. La demanda cita declaraciones públicas hechas por Kenneth Direktor, representante de la asociación, reconociendo que “se habían identificado necesidades de reparación” en la estructura de la edificación.

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción