Violencia policial en Estados Unidos

El vídeo de un policía que mata a un menor latino con las manos en alto agita Chicago

Adam Toledo, un adolescente de 13 años, recibe un disparo en el pecho tras una persecución

Adam Toledo, de 13 años, con las manos en alto durante una persecución policial el 29 de marzo en Chicago. En vídeo, la persecución publicada por la policía.FOTO: EFE | VÍDEO: AP

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, ha hecho un llamamiento a la calma a los ciudadanos con motivo de la difusión este jueves de un vídeo de la policía de Chicago en el que se muestra la muerte de un chico de 13 años, Adam Toledo, por el disparo de un agente. Los hechos ocurrieron el 29 de marzo en el barrio hispano de La Villita. La grabación de la cámara adosada al uniforme del policía muestra cómo se baja del coche patrulla y persigue al adolescente a la carrera, hasta un callejón. En el instante del disparo, al darse la vuelta y encarar al agente, se ve cómo Toledo tiene las manos en alto.

Tras el incidente, el departamento de policía de la principal ciudad del Estado de Illinois había dicho que encontraron una pistola en el lugar y que era la que supuestamente sostenía el menor. The New York Times realizó este jueves un análisis detallado de las imágenes ralentizadas y de un segundo vídeo difundido por las autoridades. En los momentos previos al tiroteo, según el Times, se puede ver a Adam sosteniendo lo que parece ser un arma, que deja caer detrás de una tapia de madera justo antes de levantar las manos. Todo ocurre muy rápido, en apenas unos segundos. El policía, identificado como Eric Stillman, de 34 años, grita: “¡Para ahora mismo! ¡Enséñame tus manos! ¡Tíralo!”. Luego se oye el disparo y el chico cae desplomado.

La publicación de las imágenes por parte de la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA, por sus siglas en inglés) estaba prevista desde hacía días. Se esperaba con inquietud en un momento especialmente tenso por los últimos casos de brutalidad por parte de agentes, con el juicio por la muerte de George Floyd encarando la recta final en Minneapolis (Estado de Minnesota) y la muerte de otro joven en un arresto el pasado domingo en un barrio de la misma ciudad. Adam Toledo es, además, una de las personas más jóvenes abatidas por la policía en años.

En la grabación se ve al agente pedir una ambulancia urgente, comprobar la herida y repetir al chico, en plena agonía: “Quédate conmigo, quédate conmigo”. Los agentes perseguían esa noche a Toledo y a un joven de 21 años, Ruben Roman, que supuestamente se hallaba con él, tras recibir un aviso de que se habían producido disparos en la zona. Roman, que fue detenido, ha sido imputado por uso ilegal de un arma y por poner en peligro a un menor.

La alcaldesa Lightfoot calificó el episodio de “tragedia increíblemente dolorosa” y pidió a las personas que se expresasen “de forma pacífica” en las protestas que se daban por descontadas este jueves por la noche. Adeena Weiss Ortiz, una abogada de la familia Toledo, recalcó que la víctima cumplió con las órdenes del policía, tiró el arma y levantó las manos, en una conferencia de prensa que recoge Reuters. La policía incluyó esta frase en una de las imágenes del vídeo: “838 milisegundos entre el arma mostrada en la mano y el único disparo”. Weiss Ortiz replicó: “No sé si el agente tuvo tiempo suficiente o no, todo lo que sé es que está entrenado para no matar a un individuo desarmado”.

Más información

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50