Las propuestas xenófobas marcan el último debate presidencial en Perú

A diez días de los comicios, los candidatos prometen avances en las vacunas contra la covid-19 y reactivar la economía

Los candidatos a la presidencia de Perú, este miércoles en el último debate televisado.
Los candidatos a la presidencia de Perú, este miércoles en el último debate televisado.SEBASTIAN CASTANEDA (Reuters)

Perú ha necesitado tres debates televisados de dos horas cada uno para que los 18 candidatos a la presidencia -solo dos mujeres- presenten sus propuestas electorales: el de la noche de este miércoles ha sido el más deslucido por la abundancia de medidas populistas de dos de los candidatos que encabezan los sondeos con una intención de voto de al menos un 11%. Yhony Lescano, del partido Acción Popular, propone resolver los problemas de la pandemia “con honradez”; y el político de extrema derecha Rafael López anuncia que el día de la toma de mando irá a Estados Unidos “a comprar 40 millones de vacunas” contra la covid-19. Además, el bloque de la derecha ha arremetido contra la inmigración irregular llevando a amenazar de expulsión a los venezolanos (casi un millón) que no estén regularizados en el país andino.

Lescano, que lidera las encuestas desde febrero, es un excongresista que durante décadas fue un activista de la defensa del consumidor. Aunque el partido al que pertenece es de centro derecha, en la campaña ha ofrecido luchar contra los monopolios de las farmacéuticas, y se opone al aborto en caso de violación. El político ha dicho que, de llegar a la presidencia, pedirá que los laboratorios faciliten las patentes de las vacunas contra la covid-19 para que se produzcan en el país andino, pese a que este no cuenta con una industria para hacerlo.

Por su parte, el ultraderechista López, perteneciente al Opus Dei y al grupo político Renovación Popular, ha dicho que, de ganar, expulsaría “de inmediato” a los extranjeros que cometan delitos. El empresario hotelero se sumó a otros dos candidatos a la presidencia que también han basado su campaña en la xenofobia hacia los más del millón de migrantes venezolanos que desde 2017 han llegado a Perú.

El economista Hernando de Soto aseguró en el debate del martes que estaba “negociando” con Naciones Unidas para que no entren a Perú “los pobres de otros países”, mientras que el candidato Daniel Salaverry -que no figura en las encuestas- propuso echar del país a los venezolanos que no quieran regularizar su situación migratoria. “A los que no se regularicen, con el apoyo de las Fuerzas Armadas vamos a deportarlos en el acto”, dijo el político que fue congresista por el fujimorismo -antes militó en el Partido Aprista- y hoy postula por Somos Perú.

Los migrantes se convirtieron en los protagonistas del bloque de intervenciones de la lucha contra la delincuencia. El candidato López leyó casi todas sus intervenciones, y por eso no respondió preguntas enviadas por ciudadanos ni las repreguntas que formularon los moderadores. Las tres jornadas de debate, organizadas por el Jurado Nacional de Elecciones, estuvieron divididas temáticamente en torno a medidas acerca de la pandemia, educación, seguridad ciudadana y lucha contra la corrupción. En el debate, el candidato Ciro Gálvez, un abogado quechua, optó por intervenir en español y en la lengua indígena, a pesar de que no tuvo intérprete.

Las dos únicas candidatas mujeres intervinieron en la primera sesión del debate, el lunes. La excongresista de izquierda Verónika Mendoza, que se postula por segunda vez, planteó una asignación de fondos para que los maestros puedan pagar la conexión a internet destinada a la educación remota y mejorar la red en todo el país, dado que en el primer año de la pandemia miles de escolares de zonas urbanas pobres y rurales no pudieron seguir con las clases a distancia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La representante de Juntos por el Perú, además, ha propuesto que el Estado controle temporalmente la producción y distribución de oxígeno medicinal, debido al déficit de ese insumo durante la pandemia. En cuanto a las medidas para controlar la transmisión del virus de la covid-19, la candidata Keiko Fujimori, del partido Fuerza Popular, anunció que en un Gobierno suyo no habría cuarentenas, para evitar que los negocios cierren. En ese sentido coincidió con López, que sostiene que no debe haber ni cuarentena ni toque de queda para hacer posible la reactivación de la economía y de los pequeños empresarios.

Fujimori, López y George Forsyth, otro candidato conservador que está entre los seis con mayor intención de voto, están a favor de que los empresarios privados compren las vacunas, pese a que las farmacéuticas solo están vendiendo a los Estados.

Perú entrará este jueves en una nueva cuarentena rígida, que mantiene el toque de queda hasta el domingo, por lo que las actividades de campaña electoral en las calles no serán posibles.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS