Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia global planea sobre la campaña israelí

Los palestinos llevan a La Haya su denuncia de la ocupación mientras los partidos conservadores de Israel prometen más colonias

Una excavadora recoge el cadáver de un palestino abatido por el Ejército israelí el pasado domingo en Gaza.
Una excavadora recoge el cadáver de un palestino abatido por el Ejército israelí el pasado domingo en Gaza. AFP

Desde que la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, puso en marcha en diciembre a iniciativa palestina la maquinaria de la justicia global mundial en el antiguo conflicto de Oriente Próximo, Israel ha intervenido decididamente en los foros diplomáticos para hacer frente a un eventual proceso por crímenes de guerra y contra la humanidad. En plena campaña para las elecciones legislativas del próximo lunes, y mientras los partidos conservadores israelíes prometen una nueva expansión de los asentamientos, EL PAÍS ha entrevistado a un destacado representante de cada bando en litigio para conocer su versión sobre un caso judicial que amenaza con alterar el paradigma de un conflicto estancado.

Mientras el veterano dirigente Saeb Erekat afirma que los palestinos han llamado a la puerta de la CPI para “acabar con la impunidad de los crímenes de la ocupación”, el exdiplomático y experto legal israelí Daniel Taub esgrime la ausencia de jurisdicción del tribunal de La Haya ante un “Estado palestino que aún no controla su propio territorio ni en Gaza ni en Cisjordania”.

A pesar de haber expresado su convencimiento de que “se han cometido crímenes de guerra en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este”, la fiscalía de la CPI ha pedido a los jueces que se pronuncien con carácter preliminar sobre su “competencia territorial” ante la “muy disputada situación legal” existente sobre el terreno.

El primer ministro Benjamín Netanyahu ha acusado a la CPI de actuar como “un arma política para deslegitimar al Estado judío”. Israel niega que La Haya tenga jurisdicción sobre Israel, que no es parte signataria del Estatuto de Roma, el tratado por el que se fundó la CPI en 2002.

Tras la incorporación de Palestina en 2015 al convenio que rige la CPI, la fiscalía de La Haya abrió diligencias previas sobre la expansión de los asentamientos y la demolición de viviendas palestinas en Cisjordania y Jerusalén Este, y sobre las guerras en Gaza desde 2009 a 2014. Las pesquisas en la Franja también pueden implicar a las milicias del enclave, como Hamás y la Yihad Islámica, por el lanzamiento masivo de cohetes de forma indiscriminada contra población israelí.

El Gobierno de Netanyahu teme ante todo que la apertura de una investigación penal internacional pueda conllevar imputaciones contra altos cargos sospechosos de haber cometido crímenes de guerra o contra la humanidad en territorios palestinos y que, en consecuencia, puedan ser arrestados en el extranjero en virtud de órdenes de detención del tribunal. La CPI empezará a examinar su competencia sobre el caso tras las elecciones del próximo lunes.

Saeb Erekat | Negociador jefe palestino

Saeb Erekat, en septiembre de 2018 en Ramala.
Saeb Erekat, en septiembre de 2018 en Ramala. GETTY

"No buscamos en La Haya venganza, sino parar los crímenes"

Desde la conferencia de paz de Madrid (1991), Saeb Erekat (Palestina, 64 años) no ha dejado de representar los intereses de su pueblo ante el mundo. Jefe negociador con los israelíes —“en 2014 Benjamín Netanyahu paralizó la última vía de diálogo”, recuerda—, es una de las principales voces de la Autoridad Palestina. Tuerce el gesto en su oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Ramala, mientras cita la presencia de Alemania y otros cuatro países europeos del lado de Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI), que en marzo va a examinar la acusación de crímenes de guerra y contra la humanidad presentada contra el Estado judío. “En nuestro apoyo figuran la Organización de Cooperación Islámica y la Liga Árabe, que suman 57 países”, precisa. “Nosotros nos enfocamos principalmente en el contenido de la acusación, no en cuestiones preliminares sobre si el tribunal tiene jurisdicción o no, y eso es lo que deben plantearse Alemania y los países que respaldan a Israel, como Brasil: si existe responsabilidad penal de altos cargos israelíes”. La CPI debe decidir con carácter previo el ámbito territorial de las investigaciones. Siga leyendo aquí la entrevista.

Daniel Taub | Exdiplomático y experto israelí en derecho internacional

La justicia global planea sobre la campaña israelí

"Palestina todavía no llega a ser un Estado con capacidad legal"

Salió del Reino Unido, donde nació en 1962, en dirección a Israel para regresar en 2011 como embajador de su nuevo país. Exdiplomático que participó en las principales negociaciones entre israelíes y palestinos, Daniel Taub es experto en derecho internacional. “En el caso de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre Israel”, aclara de entrada en el vestíbulo del emblemático hotel King David de Jerusalén, “es central la cuestión preliminar de la jurisdicción del tribunal antes de abrir una investigación. De lo contrario, no habrá caso”. Siga leyendo aquí la entrevista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información