Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios de inteligencia de EE UU advierten que Rusia interfiere para favorecer la reelección de Trump

El informe de empleados de las 17 agencias de espionaje desencadenaron el relevo del jefe ordenado por el presidente

El presidente Trump, durante un mitin en Phoenix.
El presidente Trump, durante un mitin en Phoenix. AP

El reciente relevo en la cúpula de la inteligencia estadounidense vino precedido, según fuentes citadas por The Washington Post, de un explosivo enfado del presidente Trump con quien venía ocupando el puesto de manera interina. El miércoles, el presidente anunciaba que Joseph Maguire, al frente de las 17 agencias de inteligencia y espionaje del país, sería sustituido por Richard Grenell, hasta ahora embajador en Berlín y fiel aliado de Trump.

Maguire se convirtió en director interino de la inteligencia nacional el pasado 8 de agosto, tras la dimisión de Daniel Coats. El cargo interino de Maguire expiraba el próximo 12 de marzo, y en la Casa Blanca se le consideraba el candidato favorito a ser nominado para el puesto de manera oficial. Pero sus opciones volaron por los aires la semana pasada, según fuentes anónimas citadas por el Post, durante una reunión con el presidente en el Despacho Oval. Trump estalló contra Maguire, según dichas fuentes, por lo que consideró una deslealtad de una persona de su equipo.

Un aliado republicano contó al presidente que una funcionaria del equipo de Maguire, Shelby Pierson, encargada de la seguridad de las elecciones, había ofrecido el 13 de febrero una sesión informativa clasificada al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes sobre la amenaza de una nueva injerencia rusa en las presidenciales de este año. Al presidente le enfureció que hubiera proporcionado al Comité, controlado por los demócratas y presidido por Adam Schiff, azote de Trump durante el impeachment, información que consideraba que podría ayudar al Partido Demócrata en las elecciones. Trump cargó contra Maguire por lo que consideraba una deslealtad de Shelby.

Durante la sesión informativa, según The New York Times, Shelby y otros funcionarios advirtieron a los miembros del Comité de Inteligencia de que Moscú estaba ya interfiriendo en la campaña electoral para favorecer la reelección de Trump. Algunos de los congresistas republicanos presentes protestaron, alegando que el presidente había sido duro con Rusia y había reforzado la seguridad.

La noticia enfureció a Trump, que este viernes ha arremetido en Twitter contra los demócratas. "Otra campaña de desinformación está siendo lanzada por los demócratas en el Congreso que dice que Rusia me prefiere a mí que a cualquiera de los candidatos demócratas que no hacen nada y que aún han sido incapaces, después de dos semanas, de contar sus votos en Iowa", ha escrito, en referencia al caótico recuento en la primera prueba de las primarias del Partido Demócrata.

La decisión de colocar a Grenell al frente de los servicios de inteligencia de manera interina, en lugar de nominarlo para ocupar el cargo de manera permanente, refleja el temor a que pudiera no pasar el proceso de confirmación en el Senado, debido a su escasa experiencia en materia de espionaje. "Hay cuatro grandes candidatos para director de inteligencia nacional. Decisión en las próximas semanas", ha tuiteado este viernes el presidente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información