Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Irán dice a Borrell que sigue abierto a colaborar con Europa

El jefe de la diplomacia europea visita Teherán para rebajar las tensiones

Josep Borrell saluda al presidente de Irán, Hassan Rouhani, este lunes en Teherán. En vídeo, las declaraciones de Borrell tras la reunión. Vídeo: EFE

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha asegurado este lunes al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, que su país sigue comprometido a trabajar con Europa para resolver los problemas relativos al acuerdo nuclear. Borrell ha viajado a Teherán para intentar “rebajar las tensiones y buscar vías de solución política a la crisis actual”, según su oficina. Su visita se produce tras la escalada vivida a principios de enero cuando Estados Unidos asesinó al general iraní Qasem Soleimani en Irak y después de que los firmantes europeos del pacto activaran la cláusula que permite castigar a Irán por sus incumplimientos.

“La República Islámica de Irán aún está dispuesta a interactuar y cooperar con la Unión Europea para resolver problemas y, cuando la parte contraria mantenga completamente sus compromisos, Irán volverá a [cumplir] los suyos”, ha declarado Rohani, según la agencia ISNA.

El presidente solo ha reiterado su postura oficial, pero en el contexto de la buena acogida que ha tenido la visita de Borrell, hace que se vea como un gesto positivo. Antes de ser recibido por Rohani, el enviado europeo se ha entrevistado con el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, y con el presidente del Parlamento, Ali Lariyani. Aunque no ha habido declaraciones públicas, los medios estatales iraníes han dado una cobertura favorable, un cambio significativo de tono.

Las relaciones se habían agriado desde mediados de enero, cuando los tres firmantes europeos del acuerdo (Reino Unido, Francia y Alemania) decidieron activar el mecanismo de resolución de disputas del mismo como respuesta a la decisión iraní de no respetar los límites para el enriquecimiento de uranio. Ha sido el último paso en el dosificado pero progresivo abandono de las obligaciones que adquirió al firmar el pacto que ha emprendido como respuesta a su abandono por Estados Unidos hace dos años

Desde entonces Irán viene acusando a los europeos de no cumplir sus compromisos, ya que no ha encontrado la forma de compensarle por el daño que le han supuesto las sanciones estadounidenses. Como resultado, el que era el séptimo exportador de petróleo del mundo se ha visto impedido de vender esa materia prima que es su principal fuente de ingresos. La eventualidad de que el mecanismo de resolución de disputas termine llevando el asunto al Consejo de Seguridad de la ONU, y en consecuencia restableciendo las sanciones internacionales que se levantaron en 2015 fruto del acuerdo nuclear, provocó la ira de Teherán.

Poco antes de la visita, Zarif había enviado una carta de 14 páginas a Borrell, cuestionando la decisión europea. El mensaje, según fuentes iraníes, defiende que Irán tiene derecho a reducir sus compromisos, según el artículo 36 del pacto. De antemano, el representante europeo convocó a todos los firmantes (además de los citados, Rusia y China) a una reunión de conciliación este mes de febrero. Aunque se trata del primer viaje de Borrell a Irán como jefe de la diplomacia europea, ya se había encontrado con Zarif el pasado 16 de enero durante una conferencia en Nueva Delhi.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información