Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil lidera un proyecto de entrenamiento en el Sahel

España aporta la mitad de los militares que integran la misión europea en Malí

Entrenamiento de soldados malienses por militares españoles del Mando de Operaciones Especiales, en la Escuela Militar de Koulikoró. Ampliar foto
Entrenamiento de soldados malienses por militares españoles del Mando de Operaciones Especiales, en la Escuela Militar de Koulikoró.

Sin llegar al nivel de implicación de Francia, España es uno de los países europeos que más participan en las operaciones militares del Sahel. Los casi 300 militares españoles que integran la misión para formar al Ejército de Malí —EUTM Mali, la principal misión de la UE en la región— representan la mitad de quienes la integran. A esa cifra se suman otros 50 encargados de dar apoyo aéreo desde Senegal a las actividades que realizan Francia y la UE en Malí. Por último, la Guardia Civil lidera un proyecto de adiestramiento antiterrorista para los países del Sahel que componen el G-5.

El volumen de soldados españoles implicados y el interés por apaciguar una región tan convulsa y tan próxima a España han motivado que el Ejército español asuma dos veces el mando de la misión de la UE, que data de 2013. La última ocasión fue entre enero y noviembre de 2018. Las fuerzas españolas están presentes en las bases de Bamako, la capital, y Koulikoro, a unos 60 kilómetros. Lejos de allí —en Senegal, con un escenario mucho más estable que Malí—, medio centenar de soldados ofrecen apoyo para los desplazamientos aéreos de todas esas operaciones.

También de entrenamiento es la operación diseñada por España, con fondos europeos, para mejorar la lucha antiterrorista en el Sahel. Se trata de GAR-SI Sahel, una iniciativa que encabeza la Guardia Civil —y en la que participan también Francia, Portugal e Italia— para crear unidades de acción rápida en Mauritania, Malí, Níger, Burkina Faso, Chad y Senegal. En Malí hay un comandante coordinador adjunto del proyecto y otros dos responsables en Mauritania y Níger, así como tres guardias en Níger y otros tres en Malí, según explica la Guardia Civil. Una parte del entrenamiento se realiza también en España. El proyecto, que intenta replicar las prácticas españolas, está dotado con 66 millones de euros y tiene posibilidades de crecer.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >