CASO NAVALNI

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas detecta una sustancia similar al Novichok en el cuerpo de Navalni

Alemania insta a debatir los resultados en el consejo consultivo de la OPAQ con los socios de la Unión Europea

El opositor ruso Alexéi Navalni, tras ser liberado de un centro de detención en Moscú, en agosto de 2019.
El opositor ruso Alexéi Navalni, tras ser liberado de un centro de detención en Moscú, en agosto de 2019.Evgenia Novozhenina / Reuters

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que tiene su sede en La Haya, ha anunciado este martes que ha hallado una sustancia del tipo Novichok en el organismo del opositor ruso Alexéi Navalni, que fue hospitalizado en Berlín en estado muy grave a causa de un posible envenenamiento. La OPAQ ha emitido en un comunicado que indica que las muestras de sangre y orina de Navalni contenían un “inhibidor de la colinesteresa”, similar a dos sustancias químicas del tipo Novichok, prohibidas por la organización en 2019.

“Estos resultados constituyen un asunto muy preocupante”, ha declarado el jefe de la OPAQ, Fernando Arias, en una breve declaración publicada en la página web del organismo. En este sentido, la información difundida respalda los hallazgos de laboratorios realizados en Alemania, Francia y Suecia y confirma la sospecha alemana de que Navalni pudo haber sido envenenado por los servicios secretos rusos.

Alemania había pedido oficialmente la “asistencia técnica” de la organización, como tienen derecho todos los miembros de la OPAQ cuando creen que enfrentan un incidente que implica el uso de armas químicas. El Gobierno alemán concluyó que Navalni había sido envenenado por el agente nervioso y la denuncia fue confirmada por un laboratorio especial de las Fuerzas Armadas Alemanas que descubrió rastros de la sustancia en la sangre del opositor ruso.

Tras conocer la información de la OPAQ, el portavoz del Gobierno federal alemán, Steffen Seibert, ha hecho una declaración que anuncia una peligrosa confrontación con Moscú: “La investigación de la OPAQ confirma una vez más que Alexéi Navalni ha sido víctima de un ataque con un agente químico nervioso del grupo Novichok. El uso de la sustancia es un incidente grave y no puede estar exento de consecuencias”, ha señalado Seibert.

La confirmación hecha por la OPAQ actualiza nuevamente la posición del Gobierno alemán que había pedido medidas punitivas contra Rusia. La canciller alemana Angela Merkel siempre subrayó que una vez que la OPAQ confirmara los resultados, las reacciones se discutirían con los estados socios de la UE, pero también con los Estados Unidos. Según informaciones periodísticas alemanas, Berlín ya ha discutido medidas con varios socios. Sin embargo, las posibles medidas punitivas se han mantenido en secreto hasta ahora, pero la acción será un tema discutido por los jefes de gobierno de la Unión Europea la próxima semana.

Mientras tanto, el partido Los Verdes exigió que el Gobierno alemán tomara medidas rápidas contra Rusia tras el claro resultado de la OPAQ “Después de las duras palabras de la Sra. Merkel hace cinco semanas, ahora deben seguir medidas concretas”, dijo el portavoz de política exterior Omid Nouripour. “Cualquier otra cosa haría que a Alemania le faltara credibilidad”, añadió el político.

Navalni sufrió un repentino problema de salud cuando volaba de Siberia a Moscú el 20 de agosto. Dos días más tarde, fue evacuado en coma a un hospital de Berlín, donde se terminaría confirmando que el político ruso, una de las figuras más populares de la oposición al Kremlin, había sido envenenado. Las autoridades de Rusia también han abierto sus propias investigaciones y han solicitado la asistencia de la OPAQ, que está dispuesta a colaborar también con esta parte. Moscú, entretanto, ha rehuido cualquier responsabilidad en este envenenamiento, del que Navalni ha culpado al presidente ruso, Vladímir Putin.

Más información

Lo más visto en...

Top 50