Elecciones en EE UU 2020

Donald Trump incluye a los senadores Ted Cruz y Tom Cotton en su lista de candidatos al Supremo

El presidente anuncia la lista de potenciales jueces que nombraría para eventuales vacantes si sale reelegido, en una jugada que le funcionó en 2016

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca.JONATHAN ERNST / REUTERS

El presidente estadounidense Donald Trump ha anunciado este miércoles 20 nuevos candidatos que consideraría para cubrir eventuales vacantes en el Tribunal Supremo si sale reelegido en noviembre. La lista incluye a tres senadores republicanos: Ted Cruz, Tom Cotton y Josh Hawley.

A menos de dos meses de las presidenciales, el anuncio tiene un indisimulado tinte electoralista, destinado a apelar a los conservadores cristianos, deseosos de consolidar el sesgo derechista en la más alta instancia judicial del país, donde se libran batallas de fondo sobre importantes temas sociales como el aborto. “Es hora de que se vaya Roe vs. Wade”, ha tuiteado Cotton poco después del anuncio del presidente, en referencia a la sentencia del Supremo en que se basa la protección a nivel federal del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Trump ya jugó la baza del Supremo con éxito en la campaña de 2016, dando el inusual paso de publicar nombres de potenciales candidatos, para convencer a votantes conservadores recelosos de apoyar a un candidato heterodoxo como él. Lo hizo cuando un asiento del Tribunal llevaba vacante durante buena parte de aquel año electoral, al negarse el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, a celebrar el proceso de confirmación del candidato del presidente Barack Obama a reemplazar al fallecido Antonin Scalia. Los cargos de los magistrados del alto tribunal son vitalicios y, cuando se produce una vacante, corresponde exclusivamente al presidente nominar a los nuevos jueces, que deben ser aprobados por el Senado.

Finalmente el asiento de Scalia sería ocupado por Neil Gorsuch, nominado por Trump, igual que Brett Kavanaugh, que ocupó en 2018 el lugar que dejó vacante Anthony Kennedy. Gorsuch y Kavanaugh, que estaban en esa lista de Trump de 2016, acabarían consolidando una mayoría conservadora de cinco jueces contra cuatro. Durante este verano, la juez progresista Ruth Bader Ginsburg, de 87 años, ha anunciado que se encuentra en tratamiento por cáncer. Otro de los jueces progresistas del Supremo, Stephen Breyer, también es mayor de 80 años.

Trump, que suele presentar como uno de los mayores éxitos de su primer mandato el nombramiento de dos jueces conservadores del Supremo y más de 200 de instancias federales inferiores, ha aventurado que el próximo presidente podrá nominar “uno, dos, tres y hasta cuatro jueces del Tribual Supremo”. Y ha desafiado a su rival demócrata, Joe Biden, a que publique él también sus candidatos. “Debe publicar su lista de jueces para que la gente puede tomar una decisión sobre a quién votará”, ha dicho.

El fondo electoralista del anuncio de Trump este miércoles ha quedado claro en los ataques que ha dirigido a los demócratas. “Hay un creciente movimiento de izquierda radical que rechaza el principio de igualdad ante la ley. Si ese movimiento extremo obtiene una mayoría en el Tribunal Supremo transformará Estados Unidos de manera fundamental sin un solo voto del Congreso”, ha dicho. “Los jueces radicales borrarán la Segunda Enmienda, silenciarán el discurso político y exigirán a los contribuyentes financiar el aborto extremo. Declararán unilateralmente inconstitucional la pena de muerte, incluso para los más depravados asesinos de masas”. “Borrarán las fronteras nacionales”, ha continuado, “y garantizarán nuevas protecciones a anarquistas, alborotadores, criminales violentos y terroristas”.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información

Lo más visto en...

Top 50