EE UU sospecha que China oculta en su consulado de San Francisco a una científica que trabajó en secreto para el Ejército

Los investigadores creen que la bióloga Juan Tang no reveló esa información para obtener el visado en Estados Unidos

El consulado chino en Houston (Texas), el 22 de julio de 2020.
El consulado chino en Houston (Texas), el 22 de julio de 2020.Adrees Latif / Reuters

Las tensiones entre China y Estados Unidos tienen este jueves un nuevo episodio en la esfera diplomática. El FBI está buscando a una bióloga china que trabajaba en la Universidad de California y que presumen se ha ocultado en el consulado de su país en San Francisco. Los investigadores señalan que la científica Juan Tang mintió al tramitar su visado al negar que había servido en el Ejército de China, según señalan documentos presentados en un Tribunal de Distrito en California. La bióloga fue interrogada el 20 de junio por agentes del FBI y allí negó su relación con las Fuerzas Armadas chinas, a pesar de que los investigadores contaban con una foto de ella con uniforme militar y habían comprobado su relación con la Universidad de Medicina Militar de la Fuerza Aérea de China.

Esta investigación ha sido revelada un día después de que el Gobierno de Estados Unidos ordenara el cierre del consulado chino en Houston (Texas) –para el que Washington la ha dado un plazo de 72 horas, que termina este viernes–, argumentando la protección de la propiedad intelectual, así como otros episodios irregulares con el cónsul general de Houston. Washington ha acusado a Pekín de enviar estudiantes y profesores a universidades estadounidense para llevar a cabo espionaje a las tareas de investigación de esas instituciones. China ha negado estos señalamientos y ha asegurado que habrá medidas en contra de Estados Unidos si el cierre de la sede diplomática se cumple.

Seis días después de interrogar a la bióloga Juan Tang, las autoridades presentaron cargos en su contra por fraude en la obtención de su visado. Tras el interrogatorio, ella acudió a la sede consular en San Francisco, donde al parecer todavía permanece escondida. La policía estadounidense no puede entrar en una embajada o consulado extranjero a menos que sea invitada, y ciertos altos funcionarios, como los embajadores, tienen inmunidad diplomática.

Los documentos en el tribunal también relevan que el FBI ha localizado a dos investigadores chinos más que han usado identidades falsas para tramitar visados y permanecer en universidades estadounidenses. Estos trabajaron en las universidades de California, San Francisco y Duke. El FBI apunta a que no se trata de casos aislados y que es parte de “un programa conducido por China –y específicamente, la Universidad de Medicina Militar e instituciones asociadas– para enviar científicos militares a los Estados Unidos con falsas pretensiones o falsas declaraciones sobre su verdadero empleo”, según señalan los documentos judiciales.

Otra investigadora china, Chen Song, también ha sido arrestada por fraude al tramitar la visa y la Fiscalía no ha admitido una fianza para su puesta en libertad, según informa Reuters. Chen trabajó en la Universidad de Stanford realizando investigaciones neurológicas. Además, el Departamento de Justicia acusó esta semana a dos hackers chinos de haber vulnerado los sistemas informáticos de centenas de empresas occidentales y de intentar robar datos de las investigaciones vinculadas al desarrollo de una vacuna contra la covid-19.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50