Hallado muerto un periodista mexicano en su domicilio del Estado de Sonora

José Castillo, del diario ‘Prioridad Máxima’, es el vigésimo reportero asesinado desde que comenzó el sexenio en 2018

El periodista José Castillo, asesinado este jueves, en su escritorio.
El periodista José Castillo, asesinado este jueves, en su escritorio.Twitter

El conteo de periodistas asesinados en México no cesa. Este jueves en la mañana el reportero José Castillo, especializado en sucesos en el diario Prioridad Máxima, ha sido encontrado muerto a escasos metros de su casa al sur del Estado de Sonora herido por una arma blanca. Con Castillo, ya son 20 los informadores asesinados en el país desde diciembre del 2018, cuando comenzó el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Eran cerca de las ocho de la mañana en Ciudad Obregón (Cajeme, sur de Sonora), cuando varios vecinos encontraron a Castillo tirado sobre un charco de sangre en una acera cerca de su domicilio. Tanto las autoridades como el servicio de emergencias se desplazaron al lugar de los hechos tras el aviso, pero el reportero ya había fallecido cuando llegaron. Según los primeros reportes de la Fiscalía estatal, Castillo fue atacado con un cuchillo en el baño de su casa. El reportero alcanzó a salir de la vivienda en busca de ayuda, pero falleció minutos después del ataque desangrado. Según el reporte de la Fiscalía, ni las ventanas ni las puertas del domicilio estaban forzadas.

Castillo es el cuarto periodista asesinado en Sonora desde 2018. A él se suman Reynaldo López, Santiago Barroso y Jorge Armenta. La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha condenado a través de un comunicado el asesinato de Castillo y ha hecho un llamado a las autoridades a que investiguen lo sucedido de manera exhaustiva. Además, este miércoles la periodista Alma Aguilar, reportera cultural, apareció muerta en un motel del mismo municipio que Castillo en extrañas circunstancias, aunque las autoridades reportaron que falleció por una intoxicación de monóxido de carbono. Sobre la muerte de Aguilar, el periodista de la revista Proceso Milton Martínez asegura que fue “muy extraño, ya que la reportera estaba golpeada en la cabeza y tenía varias lesiones”.

“Llevamos dos asesinatos en 28 días. El sur de Sonora ya es un sitio muy hostil para ejercer periodismo”, lamenta Martínez, que reside en Hermosillo, capital del Estado. El periodista asegura que ante el oficialismo de los medios importantes son muchos los portales independientes que nacen para contar, en la mayoría de los casos, los sucesos diarios que no son investigados. “Van por los periodistas beligerantes, combativos, en definitiva, a por los que incomodan, como el propio Armenta”, lamenta. El periodista Jorge Armenta fue asesinado el pasado 16 de mayo en Ciudad Obregón en un ataque armado en el que murieron además dos policías.

En diciembre del pasado año, la organización Artículo 19 emitió una alerta para exigir al Gobierno de Sonora, y en particular al de Cajeme, que garantizaran la protección de los derechos humanos, la libertad de expresión, el apoyo en seguridad a los periodistas y las investigaciones correspondientes para que esto actos no queden impunes. El Gobierno mexicano creó en 2012 el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, un programa que no ha funcionado. Así lo estima la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que realizó un estudio en 2019 en el que expuso que la cantidad de solicitantes de protección a través del programa gubernamental se triplicó entre los años 2014 y 2019, aunque ni varió el presupuesto ni la dotación de personal para el programa y los reporteros siguen sin contar con garantías para ejercer su oficio.

Las agresiones y asesinatos de periodistas en México están en aumento, según las cifras oficiales. Desde principios de siglo más de 160 periodistas han sido asesinados. El nivel de impunidad en estos delitos se acerca al 90%.

Lo más visto en...

Top 50