La policía brasileña investiga pagos irregulares de empresas de telecomunicaciones a un hijo de Lula

La Fiscalía sospecha que una firma controlada por Fabio da Silva y otros socios recibió contratos injustificados a cambio de decisiones del Gobierno del expresidente

Protesta el domingo en São Paulo contra la decisión del Supremo de excarcelar a 5.000 presos incluido Lula.
Protesta el domingo en São Paulo contra la decisión del Supremo de excarcelar a 5.000 presos incluido Lula.RAHEL PATRASSO / REUTERS

En un nuevo capítulo de la investigación Lava Jato contra la corrupción, la Policía Federal brasileña investiga si las empresas de telecomunicaciones Oi y Telefónica hicieron pagos irregulares a una empresa parcialmente controlada por uno de los hijos del expresidente Lula da Silva. Unos 200 policías, ayudados de una quincena de auditores fiscales, realizan en tres Estados más de 40 registros ordenados por la policía. Las compañías involucradas han informado de que están colaborando con el proceso. La juez ha rechazado la petición de prisión para los investigados, sospechosos de corrupción y lavado de dinero entre otros delitos.

Las pesquisas se centran en los contratos suscritos por las compañías con Gamecorp/Gol, una firma controlada por Fábio Luis Lula da Silva, y sus socios Fernando Bittar, Kalil Bittar y Jonas Suassuna. El caso emana de otro por el que exmandatario ya fue condenado a 17 años por cobrar sobornos de constructoras para el Partido de los Trabajadores (PT) además de recibir favores en forma de obras en una hacienda que frecuentaba, denominada Atibaia, que era propiedad de uno de los socios mencionados ahora, Fernando Bittar.

Más información

La Fiscalía Federal del Estado de Paraná detalla que Oi, antes conocida como Telemar, pagó a la empresa del hijo del expresidente 132 millones de reales (28 millones de euros, unos 31 millones de dólares) entre 2004 y 2016. La Policía Federal eleva los pagos a 193 millones de reales. Los investigadores estiman que el 74% de los ingresos de Gamecorp entre los años 2005 y 2016 procedían de Oi.

“Las pruebas indican que estos pagos fueron hechos sin ninguna justificación económica, en la época en que el grupo Oi/Telemar se benefició de varias decisiones del Gobierno federal”, dicen los fiscales en un comunicado en el que citan recibos, correos electrónicos y minutas bancarias. Los investigadores sospechan que, a cambio de los contratos, Oi se benefició de algunas medidas gubernamentales como un decreto del entonces presidente Lula por el que fue autorizado a adquirir Telecom Brasil.

La Fiscalía analiza también otras supuestas irregularidades en la relación entre Gamecorp y Telefonica/Vivo en torno a movimientos por unos 40 millones de reales en relación con un proyecto denominado Nuvem de libros (Nube de libros). La multinacional ha confirmado que la policía ha registrado su sede en São Paulo. En un comunicado ha informado de que “la compañía está proporcionando toda la información solicitada” y “reitera su compromiso con altos estándares de conducta ética a lo largo de su gestión y procedimientos".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Lula fue excarcelado el mes pasado tras una decisión del Tribunal Supremo por la que los condenados solo deben ir a la cárcel una vez se han resuelto todas sus apelaciones.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50