El candidato de Hungría deja en el aire la nueva Comisión

Bruselas abre un procedimiento infractor al Reino Unido por no mandar un comisario

La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.OLIVIER HOSLET (EFE)

La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no pudo todavía despejar este jueves el suspense sobre si su equipo podrá tomar las riendas del Ejecutivo comunitario el próximo 1 de diciembre. El Parlamento Europeo dio luz verde a los comisarios designados por Francia y Rumania, pero dejó en el alero al candidato húngaro, a quien pide que trace una clara frontera con el presidente Viktor Orbán. A la vista de que tampoco habrá antes de esa fecha un candidato británico, Bruselas decidió abrir un procedimiento infractor al Reino Unido.

El equipo de Von der Leyen vuelve a ir contra reloj para poder arrancar el 1 de diciembre. Pero las agujas avanzan muy despacio en el Parlamento Europeo, que sigue mostrándose estricto a la hora de dejar pasar a los candidatos propuestos por los países. La presidenta entrante deberá esperar, al menos hasta el lunes, para saber si podrá presentar a su colegio al completo en el pleno de Estrasburgo a finales de este mes.

Más información
Von der Leyen hace concesiones a los socialistas para salvar su Comisión
La Eurocámara humilla a Macron con el rechazo de su candidata a la Comisión

La alemana trató el miércoles de evitar que se prolongara la incertidumbre con nuevas concesiones al grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D) y accedió a cambiar el nombre de tres carteras y asignar nuevas competencias al socialista Paolo Gentiloni como comisario de Economía. Sin embargo, eso no bastó para que los socialdemócratas decidieran reservarse, al menos hasta el lunes, su beneplácito al candidato húngaro para Vecindad y Ampliación, Oliver Várhelyi. Los socialistas se alinearon con Los Verdes y la Izquierda Unitaria Europea y reclamaron a Várhelyi, hasta ahora embajador de Hungría ante la UE, nuevas preguntas por escrito en las que deje claro que sus actuaciones pasadas como diplomático no pondrán en compromiso sus futuras responsabilidades.

Compromiso europeísta

A pesar de la “garantía” que supone que su departamento estará supervisado por el Alto Representante, Josep Borrell, los socialdemócratas quieren que Várhelyi deje por escrito su “compromiso” europeísta y explicite, por ejemplo, qué recomendaría al Consejo en caso de que un país de la ampliación vulnere derechos o socave la independencia judicial.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El varapalo al húngaro hizo temer que la candidata rumana para Transporte, Adina Valean, y el aspirante francés para Mercado Interior, Thierry Breton, corrieran la misma suerte. Sin embargo, ambos pasaron. La nueva apuesta de Emmanuel Macron generaba dudas en Bruselas, después de que este pasara el filtro de la comisión de asuntos jurídicos por solo un voto y en contra del criterio de los socialdemócratas.

Breton, sin embargo, durante su intervención dio explicaciones sobre su patrimonio y cómo pensaba resolver eventuales conflictos de intereses con su actividad profesional pasada. Y acabó convenciendo a los diputados del Partido Popular Europeo (PPE), los socialdemócratas, los liberales de Renew Europe y los conservadores de ECR.

Von der Leyen deberá esperar al lunes para ver si el comisario húngaro decide o no apartarse de la política de Orbán, que es precisamente quien lo ha designado para el puesto. Si la Eurocámara decide que no es necesaria una segunda audiencia, la Comisión podría ser votada el próximo 27 de noviembre.

El equipo, sin embargo, carece aún de un comisario británico. Y no lo tendrá al menos hasta que pasen las elecciones británicas, el próximo 10 de diciembre. Los servicios legales de la Comisión Europea siguen estudiando las consecuencias de esa decisión para el arranque de Von der Leyen. Para cubrirse las espaldas, Bruselas decidió este juevesa abrir un procedimiento de infracción a Londres.

En un comunicado, la Comisión recordó que un país miembro no puede “invocar disposiciones de su ordenamiento jurídico interno para justificar el incumplimiento de las obligaciones derivadas del derecho de la Unión”, en referencia al periodo electoral que alega Londres para no nominar a su candidato. A pesar del tiempo que requeriría llegar hasta la justicia europea, fuentes de la Comisión sostuvieron que ese proceso es la manera de asegurar que el Reino Unido respeta sus obligaciones mientras siga siendo miembro de la UE.

El candidato francés promete "transparencia"

El candidato francés, Thierry Breton, tuvo que responder este jueves de nuevo a las preguntas de los diputados sobre posibles conflictos de intereses con empresas en las que ha sido ejecutivo, como Atos. El aspirante a comisario prometió “ser radical”, “escrupuloso” y “transparente” y “abstenerse de cualquier decisión o instrucción de un expediente o de cualquier participación en la discusión, debate o votación” sobre esas compañías. Además, reiteró que vendió al mercado todas las acciones que poseía. Finalmente, Breton recibió la luz verde.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS