Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La princesa Haya pide una orden de protección al Reino Unido

La medio hermana del rey de Jordania huyó de Dubái con sus dos hijos a comienzos de mes

Manifestantes con carteles contrarios al emir de Dubái, este martes ante la Suprema Corte en Londres.
Manifestantes con carteles contrarios al emir de Dubái, este martes ante la Suprema Corte en Londres. AFP

La princesa Haya, esposa del emir de Dubái, el jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum, ha dado este martes un nuevo paso tras su misteriosa huida de palacio a principios de mes en Emiratos Árabes Unidos. La hija del fallecido rey Husein de Jordania y medio hermana del actual monarca, Abdalá, ha pedido ante la justicia británica una orden de protección por matrimonio forzoso y otra que ofrezca garantías frente a acosos y amenazas.

La princesa, de 45 años, es la tercera mujer que supuestamente intenta escapar de la corte dubaití. Ante la Suprema Corte del Reino Unido, solicitó también el derecho de tutela, lo que implicaría que un menor —Haya huyó con sus dos hijos— está en manos de la corte.

Un oficial de la Embajada de Emiratos Árabes Unidos en Londres ha declarado este martes, al ser preguntado sobre el proceso: “Emiratos Árabes Unidos no tiene la intención de hacer comentarios sobre acusaciones de la vida privada de individuos”. Representantes del jeque Mohamed se negaron en un principio a contestar a preguntas de la prensa. La oficina de comunicación del Gobierno de Dubái afirmó que se trata de “un asunto privado que está siendo resuelto en los tribunales”.

El también vicepresidente del país, de 70 años, se casó con Haya, exmiembro del Comité Olímpico Internacional, en 2004, en sextas nupcias. El jeque tiene más de 20 hijos de diferentes mujeres. La princesa, que compitió en salto en los Juegos Olímpicos de Sidney en 2000, ha acudido a menudo a las carreras de caballos de Ascot con su marido, que no se personó ayer en la audiencia ante el tribunal británico.

Dos de las familias de abogados más famosas del Reino Unido son quienes defienden, respectivamente, a las partes: Fiona Shackleton representa a Haya y Helen Ward, al jeque dubaití. “Este proceso está relacionado con el bienestar de los dos hijos del matrimonio y no con el divorcio o las finanzas”, aseguraron las dos partes en un comunicado conjunto.

Las noticias de la huida y petición de divorcio de quien es su última esposa ensombrecen el cuidado perfil que ha cultivado toda su vida el líder aparentemente más liberal y con mayor visión de futuro del mundo árabe. Aunque ambos siguen sin confirmar ni desmentir las informaciones, el gobernante ya ha reclamado la custodia de los dos hijos comunes.

El año pasado, una de sus hijas, Latifa, de 33 años, fue devuelta por la fuerza a Dubái cuando huía a bordo de un velero. Ahí parece estar la clave de la ruptura entre la princesa y el emir. Tras aceptar la versión de su marido de que había rescatado a Latifa, la princesa descubrió que el jeque había secuestrado y maltratado a su propia hija.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información