La UE exhibe su inquietud e insta a Teherán a dar marcha atrás en su programa nuclear

La diplomacia comunitaria evita mencionar la vuelta de las sanciones

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, durante un acto en Poznan, Polonia, la semana pasada.
La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, durante un acto en Poznan, Polonia, la semana pasada.JANEK SKARZYNSKI (AFP)

Irán ha pasado de las palabras a los hechos al retomar su programa nuclear. Pero mientras Teherán parece decidida a seguir enriqueciendo uranio por encima de los límites fijados en el pacto firmado en 2015 con Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China —abandonado por Washington hace poco más de un año—, la Unión Europea aguanta el envite y mantiene el mismo tono prudente de las últimas semanas.

Más información
Irán tensa la cuerda con la amenaza de un mayor enriquecimiento de uranio
Irán da un nuevo paso en su alejamiento del acuerdo nuclear

La diplomacia comunitaria se resiste por ahora a hablar de una vuelta de las sanciones, lo que en la práctica supondría dar el acuerdo atómico por concluido. Y lanzó este lunes el enésimo llamamiento al régimen encabezado por Hasan Rohani. “Instamos encarecidamente a Irán a que detenga y revierta todas las actividades que sean incompatibles con los compromisos contraídos”, imploró una portavoz comunitaria.

Los representantes europeos no quisieron entrar en especulaciones sobre la respuesta ante el incumplimiento de Irán del tratado, un éxito diplomático prácticamente sin precedentes en la región que vive su momento más bajo tras la retirada norteamericana impulsada por Donald Trump y la frustración iraní por la falta de contrapartidas económicas a cambio de su parón nuclear.

La portavoz comunitaria dijo que esperarán a tener nuevos datos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), encargado de verificar el proceso, antes de dar cualquier paso, pero reconoció que la UE está “muy preocupada”. Y recordó que el acuerdo recoge la opción de acudir al mecanismo de resolución de disputas, lo que podría derivar en la vuelta de las sanciones.

Francia, uno de los países firmantes del pacto con Irán, confía en no llegar a ese punto, y tendrá una de las últimas balas en juego para salvar el trato. Emmanuel Bonne, consejero diplomático del presidente Emmanuel Macron, se reunirá este martes y miércoles con las autoridades iraníes para obrar la desescalada en un momento que desde El Elíseo califican de "muy crítico".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los otros dos países europeos implicados, el Reino Unido y Alemania, también pidieron a Irán el domingo en sendos comunicados que detenga su programa nuclear. Pero Teherán ha ignorado los ruegos hasta el momento, y sigue con su estrategia de elevar la presión cada 60 días si no percibe los beneficios económicos de mantenerse fiel a la letra del contrato.

La UE se ha mostrado incapaz de hacer frente a las restricciones de Washington y lograr que funcione el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (Instex), con el que Bruselas intentaba hacer posible el comercio con Irán.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS