Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS i

Jóvenes y mayores también votaron distinto en España

Los mayores de 55 años son claramente bipartidistas mientras que la mitad de los menores de 44 apoya a otras formaciones

Jóvenes y mayores también votaron distinto en España

Una de las noticias de las elecciones europeas del domingo fue el retroceso de los dos grandes grupos, populares y socialdemócratas, que además fue más intenso entre los jóvenes. Es una tendencia que España reproduce con una diferencia substancial: aquí la brecha generacional se abrió en 2015.

En España, la edad es una de las variables que mejor predice el voto de un desconocido. Los mayores de 65 años siguen votando bipartidista (casi tres cuartas partes lo hicieron por PP o PSOE), mientras que los menores de 35 años se repartieron entre nuevos y viejos partidos. Son cifras aproximadas que he calculado con los sondeos preelectorales del CIS y de 40dB., ajustados para que los totales coincidan con el resultado de las elecciones europeas.

También podemos comparar dos grupos que tienen el mismo peso en el censo: los mayores de 55 años y los menores de 44. Los primeros votan bipartidista en relación de 4 a 1, mientras que los segundos se dividen al 50% entre nuevas y viejas formaciones.

¿Pero a quién han votado los jóvenes españoles en las europeas? Según estos datos, el partido con más apoyos entre menores de 35 años habría sido el PSOE —que en 2016 quedó cuarto, por detrás de Podemos, PP y Ciudadanos en ese mismo grupo—. A los socialistas les seguirían ahora Podemos y Ciudadanos, casi empatados (16%), PP (15%) y Vox (8%).

Como puede verse en el gráfico, es evidente que PP y PSOE tienen un perfil de edad distinto al de Ciudadanos, Podemos y Vox. Los dos partidos tradicionales crecen entre personas más mayores, aunque lo hacen con matices. El PP ronda el 18% de votos en todos los grupos de menos de 64 años y se dispara entre los más mayores hasta el 32%. El PSOE, en cambio, ve crecer sus fuerzas a partir de los 45 años.

Ninguno de los partidos nuevos tiene éxito entre la gente más mayor, pero también presentan diferencias. Podemos obtiene sus mejores resultados con los más jóvenes y luego pierde apoyos paulatinamente con la edad. Ciudadanos es transversal hasta los 44 años y cae desde ahí.

Pero quizás los datos más interesantes sean los de Vox, por su novedad. Sus apoyos en las europeas —donde perdieron más de 1,3 millones de votos en comparación con la generales del mes anterior— recuerdan a los de Marine Le Pen en las presidenciales francesas de 2016: Vox tiene un perfil de edad bastante homogéneo, aunque se le resisten los mayores de 65 años (le habría votado solo el 3%) y tiene su mejor caladero entre gente de 34 a 44 años (donde consigue casi el 10%).

Los cambios desde 2016

Esta brecha generacional del voto viene observándose en España desde 2015, y aunque sigue siendo clara, se ha reducido. En las generales de 2016, Podemos y Ciudadanos ganaron claramente al PP y al PSOE entre los jóvenes, pero en las europeas del domingo los partidos nuevos y los viejos quedaron casi empatados.

Jóvenes y mayores también votaron distinto en España

Además, se ha producido un movimiento de izquierda a derecha. El bipartidismo ha avanzado por la recuperación del PSOE y el colapso de Podemos, que divide por la mitad sus fuerzas entre el electorado de menos edad. Por la derecha ha pasado lo contrario: el PP ha empeorado su resultado entre los jóvenes dejando espacio para Vox, que obtiene alrededor del 8% de los votos entre menores de 35 años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información