Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por FEDERICO RIVAS

Argentina busca el bastón de Norita

Nora Cortiñas, titular de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, lo pierde en la puerta de su casa y activa una campaña en redes sociales para recuperarlo

Nora Cortiñas ofrece un discurso durante una protesta frente al ministerio de Desarrollo Social en Buenos Aires, en enero de 2018.
Nora Cortiñas ofrece un discurso durante una protesta frente al ministerio de Desarrollo Social en Buenos Aires, en enero de 2018.

Nora Cortiñas tiene 89 años. En 1977, la dictadura militar secuestró a su hijo Carlos Gustavo Cortiñas, un militante peronista que aún hoy continúa desaparecido, y la empujó junto a otras mujeres a fundar la agrupación Madres de Plaza de Mayo y más tarde a liderar la Línea Fundadora. Cortiñas es hoy una mujer ubicua: nadie sabe muy bien cómo hace, pero su figura pequeña es permanente en protestas y manifestaciones callejeras o actos sindicales. Desde hace unos meses, Norita, como le dicen, lleva en su muñeca el pañuelo verde de la causa por el aborto legal. Norita ha dedicado su vida a las causas que considera justas, siempre acompañada de la foto de su hijo Carlos sobre el pecho. Esta vez, sin embargo, ha sido ella quien ha pedido ayuda. Norita perdió días atrás su bastón, un recuerdo que trajo de un viaje reciente a Japón. La búsqueda ha activado una campaña nacional en redes sociales bajo el hashtag #ElBastónDeNorita.

La pérdida del bastón se convirtió en una causa nacional cuando la propia Norita llamó a una radio para contar lo que le había pasado. Dijo entonces que había dejado su bastón apoyado en la puerta de su casa en Castelar, a las afueras de Buenos Aires, y cuando volvió a buscarlo ya no estaba. “¿Por qué no avisan ustedes? Quizás alguno pensó que lo dejé abandonado y al enterarse me lo devuelve”, dijo a los responsables de radio La Retaguardia. El pedido activó una campaña en redes sociales.

“Ayudanos a encontrar el bastón de Norita, que quedó olvidado en alguna parte. Capaz el pobre no le pudo seguir el ritmo, pero ella lo quiere y lo necesita. Si lo encontraste, avisanos por favor. Norita tiene que seguir caminando”, escribió en su cuenta Carmen Verdú, titular de la Coordinadora contra la Represión Institucional y Policial (Correpi). “¡Mirá si con todxs lxs hijxs que vos fuiste buscando y encontrando en la lucha por un país más justo no te vamos a ayudar entre todxs a encontrar tu bastón, Norita!”, se sumaron desde la agrupación Espacio Azucena Villaflor.

Norita trajo el bastón desde Japón, donde en noviembre participó en un evento organizado por el Instituto Iberoamericano de Tokio para recuperar las historias de las mujeres japonesas abusadas durante la Segunda Guerra Mundial. "Llevamos nuestro testimonio de 40 años de lucha, aportamos lo que, en mi caso como Madres de Plaza de Mayo, aprendimos a hacer frente a la impunidad y que no es otra cosa que salir, salir y salir a la calle y no quedarse jamás en silencio", dijo en una entrevista a Página 12. Norita cumple con esa máxima, siempre sonriente, pero firme. Ahora quiere recuperar el bastón que la acompañaba.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información