Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fernando Chamorro denuncia la suspensión de su programa de televisión por parte del régimen de Ortega

El veterano periodista nicaragüense había anunciado su exilio a Costa Rica hace una semana por motivos de seguridad

Policía de Nicaragua en las instalaciones del Canal 22
Policía de Nicaragua en las instalaciones del Canal 22 AFP

Una semana después de anunciar su exilio a Costa Rica por las amenazas del régimen de Daniel Ortega, el periodista Carlos Fernando Chamorro denunció este domingo que debido a las presiones del gobierno el semanario político de televisión que dirige, Esta Semana, no saldrá al aire durante esta edición dominical. Hace seis semanas la policía de Ortega ya había asaltado las oficinas tanto del semanario político como de Confidencial, los dos medios bajo su dirección.

“Por primera vez en 20 años, el programa Esta Semana no se transmitirá en televisión abierta o cable, debido a la censura impuesta por la dictadura Ortega-Murillo contra Canal 12”, anunció Chamarro a través de un comunicado. El programa, un semanario político, se transmitirá este domingo a través de las cuentas de Youtube y Facebook Live de Confidencial.

La persecución contra la prensa independiente se agudizó en la recta final del pasado año, con el cierre del canal de televisión 100% Noticias y el encarcelamiento de dos de sus periodistas, Miguel Mora y Lucía Pineda, acusados por presuntos delitos criminales. Los ataques contra Chamorro y los periodistas de Confidencial, entre ellos Carlos Salinas Maldonado, colaborador de EL PAÍS, se incrementaron. No obstante, Chamorro y su equipo habían logrado hasta ahora mantener a flote tanto el programa de televisión como su diario digital

Chamorro, un de los periodistas más incómodos para el matrimonio Ortega-Murillo, apoyó abiertamente durante su juventud la lucha clandestina del Frente Sandinista de Liberación Nacional para derrocar la dictadura de Somoza. La misma que asesinó a su padre, en 1978, cuando era director de La Prensa, en ese entonces el diario más importante de Nicaragua.

Otro ejemplo del asedio que sufren los medios de comunicación en el país es el diario decano de Nicaragua, La Prensa. Sus directivos decidieron hace dos semanas presentar su portada en blanco cuando se cumplía la vigésima semana de secuestro, por parte de la Dirección General de Aduanas —dependiente del Gobierno de Daniel Ortega—, de los materiales básicos necesarios para su impresión: 92 toneladas de papel, repuestos para su rotativa y planchas. "El régimen pone en peligro la circulación de la versión impresa del diario. La intención es clara, que en Nicaragua dejen de circular medios impresos independientes", advertía La Prensa en su editorial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >