Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump amenaza con no firmar el proyecto de ley que evita el cierre del Gobierno

El líder republicano del Congreso ha adelantado que el mandatario rechaza la propuesta de los legisladores que no incluye fondos para la construcción del muro con México

El presidente de Estados Unidos Donald Trump en el Despacho Oval.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump en el Despacho Oval. AP

Donald Trump no da su brazo a torcer. El presidente estadounidense ha decidido arrinconar a los legisladores para conseguir los fondos que requiere la construcción del muro con México. El líder republicano de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha adelantado este jueves que el mandatario no firmará el proyecto de ley aprobado por el Senado que dota a la Administración de fondos suficientes para continuar funcionando hasta el 8 de febrero y así evitar el shotdown. Los recursos actuales se acaban este viernes a la medianoche y en teoría deberían ser relevados por unos nuevos presupuestos aprobados por el Congreso. Sin embargo, los congresistas no han logrado llegar a un acuerdo por el rechazo de los demócratas a la financiación de la valla en la frontera.

El Senado dio luz verde este miércoles por la noche a unos fondos temporales que evitaban cerrar el Gobierno, lo que implica que varios servicios federales y que más de 800.000 funcionarios paralicen sus actividades. Este proyecto de ley se votará este jueves en la Cámara de Representantes y luego debe ser aprobado por Trump. Ryan, que ha sido llamado de improvisto a una reunión con el mandatario, ha dicho que el presidente no va a firmar. Esta estrategia de presión intenta disuadir a los demócratas para que autoricen una partida presupuestaria de 5.000 millones de dólares para empezar a construir el muro en la frontera, un proyecto que tiene un coste total de 20.000 millones.

"Protegemos a las naciones de todo el mundo, pero los demócratas no están dispuestos a proteger a la nuestra. Necesitamos con urgencia fondos para la seguridad fronteriza y eso incluye un muro”, ha afirmado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Los deseos del republicano de que México pague la valla se han visto frustrados y ahora no existe un plan claro sobre cómo sacará adelante una de sus propuestas estelares de campaña sin el apoyo del Congreso. El presidente ha dado varios ultimátums a la oposición para que aprueben los fondos que fortalecen la seguridad fronteriza. "Lo que están empezando a darse cuenta [los demócratas] es que no firmaré ninguna de sus leyes, incluida la infraestructura, a menos que tenga una perfecta Seguridad Fronteriza. ¡EE UU GANA!", amenazó este jueves por la mañana el presidente en Twitter.

Su determinación por vencer ya se había visto sobreexpuesta la semana pasada cuando se reunió con líderes demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, respectivamente, a quienes les advirtió: “Me siento orgulloso de cerrar el Gobierno por seguridad en la frontera porque la gente de este país no quiere delincuentes, hay drogas y gente con muchos problemas entrando en nuestro país, me colgaré la medalla de cerrarlo”, sentenció.

Como los demócratas no le dieron más que portazos a las solicitudes del presidente, el equipo de Gobierno comenzó a barajar otras medidas para poder construir el muro. Los líderes del Partido Republicano del Senado convocaron este martes a sus homólogos de la oposición para plantearles una nueva oferta presupuestaria: que aprobaran 1.600 millones de dólares para la seguridad fronteriza, pero además 1.000 millones adicionales de dinero reasignado provenientes de otras asignaciones para controlar la inmigración, excluyendo la edificación de la valla. La respuesta fue otro portazo.

El año pasado ya se aprobaron varios proyectos de ley para reforzar la frontera. Los fondos se utilizaron para reparar y reconstruir partes de los pedazos de muros ya existentes y además levantar otros. Pero no ha sido suficiente para Trump. El presidente le dio la orden a su Gabinete para que detectaran fondos de los contribuyentes que pudieran ser redirigibles a la zona fronteriza. Esta petición le supuso varias críticas ya que siempre prometió que la barrera se construiría con dinero proveniente de México. "México ya está pagando -indirectamente- por el muro a través del nuevo USMCA, el sustituto del NAFTA", el acuerdo de libre comercio para América del Norte, del que forman parte ambos países y Canadá. "Mucho más dinero entrando en Estados Unidos", publicó este miércoles para sacudirse de las críticas. Mientras que Sanders sostuvo esta semana que el dinero provendría de nuevos ingresos del Departamento del Tesoro producto del crecimiento económico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información