Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los orígenes del conflicto en el mar Negro

Ucrania ha aprobado la ley marcial tras el apresamiento por parte de Rusia de tres buques militares en aguas próximas a Crimea. Estas son las claves del conflicto

Un soldado ucranio patrulla en el buque 'Dondass' en Mariúpol, en el mar de Azov, el 27 de noviembre.
Un soldado ucranio patrulla en el buque 'Dondass' en Mariúpol, en el mar de Azov, el 27 de noviembre. AFP

Diez regiones de Ucrania permanecerán en “estado de guerra” hasta finales de diciembre tras el apresamiento por parte de Rusia de tres buques militares en aguas próximas a Crimea. Estas son las claves que explican la última escalada de tensión entre Kiev y Moscú: 

ESTALLA EL MAIDÁN. Entre noviembre de 2013 y febrero de 2014, un sector de la población de Ucrania sale a las calles para pedir un tratado de asociación con la UE después de que el Gobierno del presidente prorruso Víktor Yanukóvich suspendiera la firma de ese acuerdo y anunciara que iba a reforzar, en cambio, las relaciones con Rusia. La revolución ciudadana acaba derrocando al régimen, pero grupos separatistas prorrusos apoyados por Moscú comienzan una contrarrevolución en la región oriental de Donbás y autoproclaman las “repúblicas populares” que a día de hoy son un foco bélico en Europa.

ANEXIÓN DE CRIMEA. En marzo de 2014, Moscú decide anexionarse la península de Crimea, después de que la mayoría de sus habitantes (el 58% son rusos, el 24% ucranios y el resto tártaros, según el censo) votaran a favor en un referéndum secesionista, calificado de ilegal por Kiev. El Kremlin comienza a considerar como propias las aguas territoriales ucranias en torno a la costa (una zona de 22 kilómetros). Rusia controla así las dos riberas del estrecho de Kerch.

UN PUENTE SOBRE EL ESTRECHO DE KERCH. En mayo de 2018, Rusia inaugura un puente que conecta Crimea con el territorio ruso de Krasnodar a través del estrecho de Kerch.

ESTALLA EL CONFLICTO EN AZOV. EL 25 de noviembre una flotilla ucrania formada por dos acorazados y un remolcador realiza una travesía regular desde el puerto de Odessa, en el mar Negro, hasta el puerto de Mariúpol, en el mar de Azov. Para hacer esta travesía, los barcos deben pasar por el estrecho de Kerch. Los tripulantes habían informado de su travesía antes de su desplazamiento, según la versión de Kiev.

NAVEGACIÓN BLOQUEADA. Rusia captura los tres barcos ucranios y causado dos heridos frente a las costas de Crimea. Moscú acusa a Ucrania de violar sus aguas territoriales y bloquea durante unas horas la navegación por el estrecho de Kerch.

ACCIÓNES “AGRESIVAS”. Según Kiev, guardacostas del servicio de guardafronteras de la Federación rusa, emprendieron “acciones agresivas contra los buques ucranios” y dispararon a los marineros. El incidente ha quedado documentado en varios vídeos. Siempre según Kiev, uno de los guardacostas rusos arremetió contra el remolcador causándole daños en el motor, abolladuras y la pérdida de una balsa de salvamento.

Imagen y vídeo del incidente entre los guardacostas rusos y la flotilla ucrania el pasado 25 de noviembre.

ESTRECHO DE PASO OBLIGADO. El estrecho de Kerch es uno de los puntos de paso obligado para las embarcaciones que conectan territorios costeros del oeste y el este de Ucrania. Desde 2003, la navegación por estas aguas se regula por un tratado bilateral entre Rusia y Ucrania según el cual este mar interior queda gestionado conjuntamente. Por él pueden circular sin restricciones buques de ambos países, tanto mercantes como militares o de otros tipos, y también los buques invitados de terceros Estados, incluidos los de guerra, esto último con previo acuerdo de ambas partes. Este convenio sigue vigente.

AGUAS TERRITORIALES. En realidad, desde la anexión de Crimea es imposible cruzar el estrecho sin navegar por aguas que Moscú considera rusas. Los medios de comunicación rusos, no obstante, subrayan que los buques se internaron en “aguas territoriales” anteriores a la incorporación de Crimea.

SITUACIÓN ACTUAL. La escalada bélica continúa. Los 23 marineros ucranios detenidos por Moscú siguen presos y no se ha liberado la flotilla, como han pedido la OTAN y la UE (los Estados miembros se debaten entre aliviar o incrementar las sanciones al Kremlin). El Kremlin anunció este miércoles el envío de más misiles antiaéreos S-400 al mar de Azov para reforzar sus defensas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información