Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran protector y amigo de Trump le abandona

El dueño del National Enquirer obtiene la inmunidad en la investigación, también el director financiero de la empresa del presidente

David Pecker, presidente ejecutivo de American Media
David Pecker, presidente ejecutivo de American Media REUTERS

Michael Cohen hizo todo lo que pudo para proteger a Donald Trump. Y lo hizo con la ayuda de David Pecker, el patrón del grupo de medios American Media. La declaración de culpabilidad este martes del abogado personal del magnate ayuda a entender hasta que grado llegó la compenetración de ambos para limpiar el camino del su amigo neoyorquino mientras avanzaba hacia la Casa Blanca.

Cohen decidió romper la baraja el martes y expuso como trabajó con Pecker para “cazar y matar” historias que pudieran dañar la imagen de Trump y evitar que ganara las elecciones. La táctica era conocida desde hace meses. Esencialmente compraban los trapos sucios que circulaban y el dueño de la revista National Enquirer los guardaba bajo llave en su oficina para que nunca vieran la luz.

“Los hicimos a petición del candidato”, declaró Cohen ante el juez admitiendo la intensa labor de encubrimiento que realizaron, entre ellas la historia de la relación sexual con la actriz porno Stormy Daniels y exmodelo de Playboy Karen McDougal. Trump y Pecker eran amigos íntimos. Adquiriendo los derechos de historias potencialmente dañinas le hacían un favor del que esperaba un retorno.

Esa caja fuerte, como señalan varios medios citando a empleados de la revista, era una fuente de poder para el jefe del Enquirer, que como cuenta Cohen se ofreció a asistir a la campaña Trump a la hora de identificar las historias que pudieran comprar para evitar su publicación. A los dos días de que el abogado se rindiera trascendió que Pecker recibió la inmunidad en la investigación federal.

Es una mala noticia para Trump, que insiste que supo de los pagos tras realizarse. Dylan Howard, el jefe de contenido del Enquirer, se encargó de hacer limpieza en la caja fuerte en las semanas previas a la toma de posesión. No está claro si se destruyeron las pruebas o si simplemente se trasladaron a un lugar aún más restringido. Howard también está protegido por la inmunidad.

Otra de las personas que integra el círculo más estrecho de Donald Trump que se blinda les Allen Weisselberg, director financiero de la empresa familiar del presidente. Los investigadores federales le garantizaron inmunidad también si cooperaba. El guardián de las cuentas de la corporación ya fue requerido a testificar ante un gran jurado en Nueva York como parte de las pesquisas.

Weisselberg había tenido un perfil muy bajo pese a ser uno de los principales directivos. Su nombre, sin embargo, afloró en julio pasado en la filtración de una grabación en la que se escucha a Cohen citándolo al hablar con Trump sobre el pago a McDougal. En ella decía que le había consultado para crear la empresa que utilizó para financiar la compra de los derechos exclusivos a Pecker.