Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de muertos en un ataque contra un autobús con niños en Yemen

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido una investigación rápida e independiente sobre lo ocurrido

Un hombre sostiene a uno de los niños afectados por el ataque de este jueves en la ciudad de Saada / En vídeo, cómo ha sido el ataque (ATLAS)

Un bombardeo que alcanzó un autobús en la ciudad de Saada, en el norte de Yemen, ha dejado al menos 50 muertos, de ellos 29 niños, según ha confirmado este jueves la representación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en este país. CICR, además, ha confirmado que las víctimas son menores de 15 años y que también hay al menos 77 heridos, entre ellos 30 niños. La coalición dirigida por Arabia Saudí ha confirmado el ataque y ha justificado esta acción como una respuesta a los misiles lanzados por los rebeldes Huthi el miércoles por la noche, a través de la agencia de noticias saudí SPA.

La televisión Al Masirah de los rebeldes Huthi, que controlan la zona donde se registró el ataque, también ha asegurado que 50 personas murieron y 77 resultaron heridas, "en su mayoría niños". Las cifras cambian según el portavoz del Ministerio de Salud del Gobierno de los rebeldes hutíes en Saná, Yusef al Hadari. En declaraciones a la agencia EFE, esta fuente informó de que en el bombardeo a tres autobuses murieron 39 personas y 43 resultaron heridas. El ataque es un capítulo más en un conflicto armado que enfrenta al movimiento rebelde contra el Gobierno de Yemen, apoyado por una coalición árabe.

La condena internacional tras el ataque no se ha hecho esperar. El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido una investigación rápida e independiente sobre el incidente y ha pedido a las partes en conflicto que lleguen a un acuerdo político a través del diálogo. En este mismo sentido, Healther Nauert portavoz del Departamento de Estado de EE UU ha externado su preocupación por las víctimas de la explosión: "Llamamos a todas las partes a tomar medidas apropiadas para proteger a los civiles".

El CICR ha recordado a través de Twitter, que "según el derecho humanitario internacional, los civiles deben estar protegidos durante los conflictos", ha agregado. La representante en Yemen del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la española Meritxell Relaño, se ha declarado por su parte "muy preocupada" por las primeras informaciones que indicaban la muerte de niños en Saada."Nuestros equipos están comprobando el número de muertos y de heridos. ¡Los niños NO son un blanco!", ha agregado en un tuit.

Por su parte, la coalición liderada por Arabia Saudí ha justificado el bombardeo como una "acción militar legítima". "El ataque que tuvo lugar hoy [este jueves] en la provincia de Saada es una acción militar legítima contra los elementos que planearon y llevaron a cabo el ataque contra civiles anoche [este miércoles] en la ciudad de Yazán (Arabia Saudí) que mató e hirió a civiles", ha dicho el portavoz de la coalición, Turki al Malki, en un comunicado. "[Los ataques aéreos] se ajustaron a las normas internacionales y leyes humanitarias ", ha agregado.

Asimismo, Al Malki ha asegurado que la coalición "tomará todas las medidas contra los actos criminales y terroristas de las milicias terroristas Huthi pertenecientes a Irán, como el reclutamiento de niños, llevarlos al campo de batalla y usarlos como herramientas y como cobertura de sus actos terroristas", ha añadido.

El jueves pasado, al menos 55 civiles murieron y otros 170 resultaron heridos en ataques en Hodeida (oeste), según el CICR. La ciudad estratégica de Hodeida está controlada por los Huthi, que también responsabilizaron a la coalición de esos ataques, aunque esta lo negó.

La guerra en Yemen ha causado más de 10.000 muertos desde la intervención de la coalición en marzo de 2015 y ha provocado "la peor crisis humanitaria" en el mundo, según la ONU.

Más información