Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía halla una botella con agente nervioso en casa del británico intoxicado

Los investigadores desconocen si el lote encontrado es el mismo que el utilizado contra el exespía ruso Skripal

Un agente de policía delante de la casa de Charlie Rowley el pasado 4 de julio.
Un agente de policía delante de la casa de Charlie Rowley el pasado 4 de julio. AFP

La policía británica ha hallado una botella con el agente nervioso Novichok en casa de Charlie Rowley, el británico intoxicado el pasado 30 de junio en Amesbury junto a su pareja, Dawn Sturges, que falleció el pasado 8 de julio. Este agente fue el que se utilizó en el ataque contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia hace cuatro meses en Salisbury. La investigación continúa abierta y la policía ha indicado que por el momento desconoce si el lote hallado en el domicilio de Rowley es el mismo que se utilizó contra Skripal.

"El miércoles 11 de julio se recuperó una pequeña botella durante el registro de la casa de Charlie Rowley en Amesbury", ha informado la policía en un comunicado, añadiendo que las pruebas confirmaron que "la sustancia que contenía era Novichok". Dawn Sturgess, de 44 años, y Charlie Rowley, de 45, fueron hallados inconscientes en un domicilio de la localidad de Amesbury, a apenas 13 kilómetros de Salisbury, el pasado 30 de junio. Sturgess falleció, y Rowley continúa hospitalizado, pero la policía ha informado de que se encuentra en una situación "estable". Tras el incidente en Amesbury, la policía abrió una investigación por asesinato y el Gobierno británico pidió explicaciones a Rusia.

Sturgess y Rowley eran habituales de los albergues para personas sin techo de Salisbury, aunque a Rowley le acababa de ser asignada una vivienda social. Según testimonios de amigos recogidos en la prensa británica, tenían problemas con el alcohol (Sturgess) y la heroina (Rowley), y a veces recogían objetos de la basura para venderlos.

El pasado 11 de julio, agentes del departamento antiterrorista de Scotland Yard encontraron una botella en el domicilio de Rowley, que fue llevada al laboratorio de defensa, ciencia y tecnología en Porton Down, según detalla el comunicado. Los científicos confirmaron que la sustancia que estaba en el recipiente era Novichok. Aún se llevarán a cabo más pruebas científicas para tratar de determinar si el lote es el mismo que envenenó a Serguéi y Yulia Skripal el pasado marzo. "Esta sigue siendo la línea principal de investigación para la policía", ha indicado el comunicado. De acuerdo con la nota, las pesquisas policiales se centran ahora en determinar "de dónde vino la botella y cómo llegó a la casa de Rowley".

"Este es un avance significativo y positivo. No obstante, no podemos garantizar que ya no quede rastro de la sustancia, y los cordones policiales permanecerán habilitados durante más tiempo", ha dicho Neil Basu, comisario asistente del departamento antiterrorista de Reino Unido. 

Más información