Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de El Chapo y la fiscalía discuten un nuevo aplazamiento del juicio

La defensa solicita cinco meses más de plazo para poder examinar las pruebas y preparar el proceso

'El Chapo' con sus abogados y un intérprete en el juzgado de Nueva York.
'El Chapo' con sus abogados y un intérprete en el juzgado de Nueva York. Reuters

El juicio en Estados Unidos contra Joaquín El Chapo Guzmán afronta un nuevo aplazamiento a menos de dos meses de que arranque el proceso. El abogado del antiguo líder del cártel de Sinaloa discute los términos del retraso con la fiscalía, que estaría dispuesta a abrir la mano y concederle 30 días más de tiempo. Pero Eduardo Balarezo dice que necesita cinco meses para preparar su defensa.

La próxima vista está fijada para el 14 de agosto, pero el juez Brian Cogan podría anunciar su decisión antes. El juicio está previsto que arranque el 5 de septiembre, con la selección del jurado. La fiscalía calcula que necesitará 16 semanas para exponer su causa. La defensa solicita también que se traslade el proceso a Manhattan, para evitar que el acusado tenga que cruzar cada vez el puente de Brooklyn con un amplio dispositivo policial.

Balarezo había dicho hasta ahora que quería que se celebrara el juicio lo antes posible. Pero hace una semana introdujo una petición al magistrado solicitando el aplazamiento. Su argumento es que no está en condiciones de examinar a tiempo 82 gigas de datos que le pasó la fiscalía, lo que le impedirá preparar la defensa de su cliente. Ya logró antes que se aplazara cuatro meses.

"Apreciamos la generosidad de la fiscalía", señala el abogado al referirse al plazo que la acusación estaría dispuesta a aceptar para que pueda estudiar el material, "pero solo escuchar las 1.312 horas de sonido llevará 5,5 meses". Por eso insiste al decir que "30 días es insuficiente" y aprovecha para criticar la táctica que está empleando la fiscalía, que impide a Guzmán tener un juicio justo.

El Chapo se enfrenta a 17 cargos penales. El primero le acusa de liderar una organización criminal. Hace una semana fue extraditado a EE UU el narcotraficante Dámaso López, conocido como El Licenciado, para que testifique contra Joaquín Guzmán. Eso complica el trabajo de Eduardo Balarezo, que está tratando de construir la defensa sobre la idea de que su cliente recibía órdenes de un superior.

Más información