Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OPAQ no detecta gas sarín en las muestras recogidas tras el ataque de abril en Duma

La organización halla restos de residuos explosivos y cloro tras la ofensiva que causó al menos 60 muertos

Un inspector en las afueras de Damasco en 2013. Ampliar foto
Un inspector en las afueras de Damasco en 2013.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha informado este viernes de que no ha encontrado restos de gas sarín en las muestras recogidas tras el ataque contra la ciudad siria de Duma el 7 de abril, que causó al menos 60 muertos. "Los resultados muestran que ningún compuesto neurotóxico organofosforado, o sus residuos, fueron detectados", ha explicado la organización en un informe preliminar. No obstante, la OPAQ sí ha hallado residuos explosivos y diferentes componentes con cloro en una investigación que ha sido complicada desde el principio. Estos últimos elementos están siendo analizados y, por el momento, "no se han sacado conclusiones". El gas se considera un arma química. El cloro es de uso regular, pero muy tóxico si no se toman precauciones.

La OPAQ es el organismo encargado de supervisar la aplicación de las normas internacionales en materia de producción, almacenamiento y uso de armas químicas. Los inspectores lograron recoger muestras sobre el terreno solo dos semanas después del ataque denunciado en abril en Duma, entonces un enclave rebelde en los alrededores de Damasco. Su objetivo era determinar si se usaron armas prohibidas. Pero la investigación no servirá para establecer quién fue el responsable del ataque.

Pese a ello, el equipo de investigadores continúa trabajando para determinar "el lugar en el que cayó el cilindro y de dónde vino". Para saberlo, según afirma la OPAQ, es necesario "un análisis completo". Esta investigación se inició después de que las imágenes de adultos y niños que supuestamente sufrieron un ataque con armas químicas dieran la vuelta al mundo.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardearon el 14 de abril tres sitios que, según ellos, servían al programa de armamento químico del régimen de Bachar el Asad, y acusaron al presidente de Siria del presunto ataque con gases tóxicos.

Más información