Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros clave del nuevo Ejecutivo italiano

Un fiel a la Liga será subsecretario de Gobierno, un exministro de Monti irá a Exteriores y un euroescéptico a los Asuntos Europeos

Conte, junto a Mattarella y los ministros del nuevo Gobierno, el viernes en el Quirinal.

Estas son las figuras clave entre los 18 ministros que acompañarán al nuevo primer ministro italiano,  Giuseppe Conte, en el Ejecutivo populista apoyado por la Liga y el Movimiento 5 Estrellas que ha jurado el cargo este viernes tras una semana de caos institucional.

Un interlocutor de máxima confianza para Bruselas

EXTERIORES. Enzo Moavero Milanesi (Roma, 1955) representa en el cuadro del nuevo Ejecutivo italiano el principal contrapeso a los instintos euroescépticos o eurófobos que dominan la coalición entre Movimiento 5 Estrellas y Liga. Jurista con una potente experiencia en los rangos de la Comisión Europea y posteriormente ministro para los Asuntos Europeos en los Gobiernos de Mario Monti (de quien fue jefe de gabinete en Bruselas) y Enrico Letta, Moavero Milanesi representa la esperanza de que los planteamientos del nuevo Gobierno de Roma serán reformistas y no rupturistas, en el plano del diálogo y no de la confrontación. Sin duda será interlocutor privilegiado de los principales gobiernos europeos con Roma.

Sin embargo, la cartera de Exteriores le deja al margen de los trabajos en los dossieres europeos más calientes, que tratarán en primera persona los ministros de Economía (reforma de la Zona Euro), Interior (cuestiones migratorias) y Asuntos Europeos. Los tres se sitúan en posiciones más euroescépticas que Moavero Milanesi.

La mano derecha de Salvini equilibrará el Gobierno

JEFE DE GABINETE. Giancarlo Giorgetti (Cazzago Brabbia, 1966) es un peso fundamental para equilibrar un Gobierno cuyo primer ministro ha sido elegido por el Movimiento 5 Estrellas. Mano derecha de Matteo Salvini, parlamentario en Roma desde 1996 y presente en todas las negociaciones llevadas a cabo en los últimos meses, es un fontanero experimentado y curtido como secretario de la Liga en Lombardía, la zona cero del partido. Su puesto —rechazó ser el ministro de Economía cuando Paolo Savona fue vetado en el cargo— corresponde al de un jefe de Gabinete, una figura que ejerce de enlace entre el primer ministro y su equipo y se ocupará de mantener el pulso de los informes ministeriales.

Dadas las diferencias que pueden surgir entre ambos partidos, también ejercerá labores de control sobre las posibles inclinaciones del Gobierno hacia el M5S. Un puesto clave que, si las cosas van mal dadas, multiplicará su valor. Sus extensas relaciones entre la clase política —el anterior presidente de la República, Giorgio Napolitano, le tenía como referencia en la Liga— compensarán la nula experiencia del primer ministro.

El profesor de la discordia seguirá ocupándose de Europa

ASUNTOS EUROPEOS. Paolo Savona (Cagliari, 1936), el economista euroescéptico inicialmente propuesto por la Liga para dirigir el Ministerio de Economía y vetado por el presidente de la República, pasará a ocuparse de Asuntos Europeos. Nacido en 1936, especializado en economía monetaria, Savona es partidario de la salida de Italia del euro. Sardo, trabajó como profesor en las Universidades de Cagliari, Perugia, Tor Vergata y en la Escuela Superior de la Pública Administración, además de ser uno de los fundadores de la Universidad LUISS. Ocupó además cargos públicos y privados (Banco de Italia, Aeropuertos de Roma, Confindustria).

En 1974 fue consejero económico del entonces ministro del Tesoro; después dirigió el Ministerio de Industria y Comercio del Gobierno Ciampi (1993-1994) y fue jefe del Departamento para las Políticas Comunitarias en el tercer Ejecutivo Berlusconi (2005-2006).

.

El bombero que tranquilizará a los mercados y a la Unión Europea

ECONOMÍA. Giovanni Tria (Roma, 1948) es el bombero elegido para apagar el descomunal incendio que provocó una semana antes la propuesta del euroescéptico Paolo Savona para el mismo puesto. Rector de la prestigiosa Facultad de Economía de la Universidad Tor Vergata de Roma y expresidente de la Escuela Nacional de Administración, ha mantenido posiciones algo ambiguas respecto a las reformas que necesita la moneda única. Sin embargo, ayer quiso dejar inmediatamente clara su posición sobre el euro: “En Italia ninguna fuerza política quiere salir de la moneda única”.

Tria debería buscar fondos para pagar las millonarias promesas electorales de ambas formaciones. De modo que no se descarta que acepte la subida del IVA y que busque otras fórmulas en las tasas al consumo. El nuevo ministro está a favor de la medida estrella de la Liga (la flat tax, tipo único) y no se opone abiertamente a la del M5S (la renta de ciudadanía). Sin embargo, considera que más que una renta, debería ser un verdadero subsidio por desempleo.

Más información