Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Movimiento 5 Estrellas elegirá al primer ministro

La Liga cede en ese apartado, que se decidirá definitivamente el domingo y se presentará al presidente de la República el lunes

Matteo Salvini, líder de La Liga, vota el sábado el acuerdo de Gobierno diseñado con el Movimiento 5 Estrellas.
Matteo Salvini, líder de La Liga, vota el sábado el acuerdo de Gobierno diseñado con el Movimiento 5 Estrellas. EFE

Un contrato de gobierno acostumbra a ser mejor negocio para quien lo firma que para quien lo paga. Berlusconi rubricó el suyo en 2001 delante de toda Italia, en el programa Porta a Porta. Cinco puntos de los cuales cumpliría, al menos, cuatro si quería volver a presentarse. Hay que quien sostiene que no cumplió ni uno; pero ganó. También les funcionó a los Republicanos en las elecciones al Congreso de 1994 con el Contrato con America, 10 puntos que debían ejecutarse en 100 días y les otorgó la confianza de la mayoría de ciudadanos después de 40 años. Movimiento 5 Estrellas (M5S) y Liga ya tienen el suyo, mucho más difuso y largo que los anteriores (38 puntos y 58 páginas), pero con el mismo valor jurídico que les comprometa: ninguno.

El M5S lo aprobó el viernes en una votación a la búlgara: 94% de síes con un censo de solo 44.000 personas (les votaron 11 millones de personas). Hoy se cierran las urnas de sus socios. Y en eso ambos partidos son también muy distintos. La votación de la Liga es física y abierta a todo el mundo que quiera opinar sobre el acuerdo, del que se reseñan solo 10 puntos en sus papeletas: repatriaciones y bloqueo a los desembarcos de migrantes, derecho a la autodefensa, más seguridad o implantación del tipo único de IRPF. Ninguno pertenece al Movimiento 5 Estrellas. Sin embargo, el nombre del próximo primer ministro se elegirá en las filas grillinas.

La elección está prácticamente cerrada. Hasta el último momento, Di Maio esperaba lograr el beneplácito de Salvini para convertirse él mismo en el líder del nuevo Ejecutivo. El líder de la Liga jugó a la ambigüedad, pero dio un portazo el viernes: “Ni él, ni yo”. Será una figura externa, probablemente no inscrita en el M5S. “Ellos tienen casi el doble de votos, es normal que lo eligen”, señalan fuentes de La Liga.

El líder de los grillinos se lo comunicará hoy a Salvini. Luego ambos llamarán al presidente de la República, Sergio Matarella, para contar con su aprobación y subir al Quirinal el lunes por la tarde, según señalan a este periódico fuentes del entorno del propio presidente. “Será un amigo del pueblo”, señala Di Maio. “Alguien con una carrera profesional incontestable y que comparta y haya ayudado a la creación del acuerdo de Gobierno”, añade Salvini.

El único nombre con visos hasta ahora de prosperar fue el que se mencionó delante del propio Mattarella en la última ronda de consultas: el del profesor de derecho privado Giuseppe Conte (54 años). El jurista se encontraba en el Gobierno que diseñó el propio Di Maio durante la campaña electoral, concretamente en la cartera de Administraciones públicas. El problema es su falta de experiencia en la gestión y su autoridad internacional.

En cualquier caso, ambas formaciones pretenden que sea una suerte de administrador sin personalidad política que ejecute punto por punto el contrato firmado. Di Maio y Salvini, sentados frente a él en el Consejo de Ministros, se ocuparán de contener su relieve. El resto de nombres del Gobierno también están prácticamente decididos, según publicó ayer La Stampa. Incluidas las carteras reservadas a ambos líderes: Salvini, ministro del Interior, y Di Maio, Desarrollo Económico. Pero eso es algo que Mattarella, harto de que le traten como a un mero notario, querrá discutir con el próximo primer ministro.

Berlusconi a Salvini: "Vuelve a casa"

Silvio Berlusconi, rehabilitado políticamente y listo para volver a la arena política —el viernes se ofreció él mismo para ser primer ministro—, observa el acuerdo de su aliado de dos décadas y lanza los últimos cantos de sirena. “Matteo, vuelve a casa”, le espetó al líder de La Liga.

Pero la realidad es que se abre un panorama complicado en todas las regiones donde Forza Italia y La Liga gobiernan juntos desde hace años. En el entorno de Berlusconi, como sostiene su íntimo colaborador, Renato Brunetta, se teme una alianza entre la Liga y el M5S para gobernar también en los 5.000 municipios que estarán en juego en 2019.