Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto y 11 nuevos afectados de ébola en República Democrática del Congo

Tres de los personas infectadas por el virus, en la zona de Bikoro, son empleados sanitarios

Un trabajador sanitario desinfecta a un compañero de trabajo en una sesión de entrenamiento en Kinshasa en 2014.
Un trabajador sanitario desinfecta a un compañero de trabajo en una sesión de entrenamiento en Kinshasa en 2014. REUTERS

Una persona ha muerto y 11 han resultado infectadas por el virus del ébola en la República Democrática del Congo (RDC), en la zona de Bikoro, ubicada en el noroeste del país, según ha informado este jueves el ministro congoleño de Sanidad, Oly Ilunga. Tres de los afectados son empleados sanitarios. El Ministerio de Sanidad indicó el martes que al menos 17 personas murieron a causa del virus en los últimos meses —aunque no se realizaron las pruebas oficiales—, lo que eleva a un mínimo de 18 las víctimas mortales de esta enfermedad que sacude este país africano.

"Una de las peculiaridades de la epidemia actual es el hecho de que ha alcanzado a tres profesionales de la salud", ha afirmado Ilunga en una rueda de prensa en Kinshasa, la capital del país. El ministro de Sanidad ha mostrado su preocupación por el hecho de que el virus haya afectado a profesionales de la salud, que según él han sido "los primeros actores en la respuesta del Gobierno al ébola". Los primeros síntomas del virus son la fiebre alta y repentina, así como debilidad intensa, dolores musculares y vómitos.

"Estamos en una situación de emergencia, afectados por la fiebre del ébola", ha informado Barthelemi Loleka, médico jefe del hospital general de Bikoro. En el hospital están internadas siete personas con los síntomas del virus, entre los que se incluyen los dos únicos casos confirmados de un laboratorio de Kinshasa. El pasado martes, la RDC declaró un nuevo brote de ébola al confirmar dos casos positivos en la zona de Bikoro. "Nuestro país afronta una nueva epidemia de ébola que constituye una urgencia sanitaria pública de impacto internacional', señaló hace dos días el Ministerio de Sanidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enviado un millón de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias para luchar contra el brote durante los próximos tres meses y evitar su propagación a provincias y a otros países. 

República Democrática del Congo es el país que ha registrado más brotes de esta fiebre hemorrágica mortal, que se detectó precisamente por primera vez en sus densos bosques tropicales en 1976. Sin embargo, la epidemia más grave hasta la fecha se produjo entre 2013 y 2016 en África Occidental, en países como Liberia, Sierra Leona o Guinea Conakry, y se cobró más de 11.000 vidas, según cifras de Naciones Unidas. 

Más información