Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos del ‘caso Skripal’ afirman que no pueden probar que el agente nervioso se fabricase en Rusia

El laboratorio ha asegurado que para conocer el origen de la sustancia se necesitan "otras aportaciones" a las que solo el Gobierno británico tiene acceso

Policías británicos protegidos con trajes especiales trabajan en el lugar donde fue atacado Sergei Skripal.
Policías británicos protegidos con trajes especiales trabajan en el lugar donde fue atacado Sergei Skripal.

Gary Aitkenhead, jefe ejecutivo del laboratorio militar británico de Porton Down, en Wiltshire, encargado de analizar la sustancia usada para envenenar al espía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia el mes pasado en Salisbury, ha afirmado en una entrevista en Sky News que no han podido probar que el agente nervioso fuese fabricado en Rusia. "Pudimos identificarlo como Novichok, un agente neurotóxico de grado militar. No hemos identificado el oringen exacto, pero hemos proporcionado la información científica al Gobierno, que luego ha utilizado otras fuentes para recopilar las conclusiones a las que ha llegado", ha explicado Aitkenhead a Sky News. El Gobierno británico ha acusado a Moscú del ataque.

El responsable del laboratorio ha añadido que conocer la procedencia de la elaboración de la sustancia requiere "otras aportaciones", incluidas algunas a las que solo el Gobierno británico tiene acceso. "Nuestro trabajo es proporcionar la evidencia científica e identificar el agente nervioso, pero no es nuestro trabajo decir dónde se ha fabricado".

No obstante, Aitkenhead ha puntualizado que la producción de esta sustancia requiere "métodos extremadamente sofisticados de elaboración, algo que solo está al alcance de un actor estatal". Además, ha añadido que no existe un antídoto conocido contra el Novichok para poder suministrar a los Skripal.

El jefe de Porton Down no se ha pronunciado sobre si el laboratorio había desarrollado y almacena existencias de Novichok, pero ha descartado las sugerencias que apuntan a que el agente utilizado para envenenar al espía ruso y a su hija procedía del laboratorio. "No hay forma de que algo así haya podido salir de las cuatro paredes de nuestras instalaciones", ha subrayado Aitkenhead.

La entrevista con Sky News se produce mientras la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW en su siglas en inglés) se prepara para reunirse en La Haya este miércoles para discutir el ataque en Salisbury. Los inspectores de OPCW han estado tanto en Salisbury como en Porton Down para realizar sus propias investigaciones.

La policía británica informó la pasada semana de que las investigaciones en torno al ataque contra el espía y su hija han revelado que la mayor concentración del agente nervioso ha sido detectada, por el momento, en la puerta principal de su vivienda en Reino Unido.

Scotland Yard ha indicado en su comunicado que "los detectives creen que los Skripal entraron en contacto por primera vez con el agente nervioso en su vivienda", antes de recalcar que esta es "una de las investigaciones más complejas" a las que ha hecho frente hasta la fecha.

Más información