Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía británica cree que el primer contacto de Skripal y su hija con el agente nervioso fue en su casa

La mayor concentración de esta sustancia, hasta el momento, se ha hallado en la puerta de entrada de la vivienda

Agentes de policía, el 6 de marzo a las puertas de la casa de Skripal en Salisbury (Reino Unido)
Agentes de policía, el 6 de marzo a las puertas de la casa de Skripal en Salisbury (Reino Unido) AP

La policía británica ha informado este miércoles de que las investigaciones en torno al ataque contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia han revelado que la mayor concentración del agente nervioso ha sido detectada, por el momento, en la puerta principal de su vivienda en Reino Unido.  Scotland Yard ha indicado en su comunicado que "los detectives creen que los Skripal entraron en contacto por primera vez con el agente nervioso en su vivienda", antes de recalcar que esta es "una de las investigaciones más complejas" a las que ha hecho frente hasta la fecha.

"Los detectives seguirán centrando sus investigaciones alrededor de la dirección de la vivienda [de Skripal] en las próximas semanas y, posiblemente, meses de investigación", se indica en el comunicado. El jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Dean Haydon, ha subrayado que las autoridades "están dedicando gran parte de los esfuerzos en la vivienda y sus alrededores". "Me gustaría dar las gracias a la comunidad local por su comprensión y apoyo", ha señalado, antes de indicar que el riesgo para los residentes en la zona "es bajo".

Skripal y su hija fueron hallados inconscientes el pasado 4 de marzo en un banco de la localidad británica de Salisbury. Los investigadores británicos han determinado que fueron envenenados con un gas nervioso en un ataque que, según las conclusiones del Gobierno británico, es "altamente probable" que ordenara Rusia. El agente tóxico empleado, conocido como Novichok, fue concebido por el sector militar soviético hace décadas. Moscú niega rotundamente las acusaciones y exige participar en la investigación de lo ocurrido. El caso ha provocado la indignación de la comunidad internacional y la expulsión de más de 150 diplomáticos de una treintena de países.  

Skripal, exespía ruso que se convirtió en agente doble al servicio del MI6 —inteligencia británica—, fue detenido y condenado en Rusia a mediados de la década pasada. Tras su liberación en 2010 en un intercambio de espías, recibió refugio en Reino Unido y se instaló en Salisbury. Allí, Skripal y su hija Yulia, de 33 años, que había venido a visitarlo desde Rusia, sufrieron un ataque con un gas nervioso. Ambos continúan ingresados en el hospital en estado crítico. También sigue ingresado, grave aunque consciente, el agente de la policía local Nick Bailey, que acudió en primer lugar a atender al padre y la hija, que se habían desplomado sobre un banco cercano al pub The Mill, en el centro de la ciudad, al que se dirigieron después de almorzar en el restaurante italiano Sizzi.

Más información