Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por FEDERICO RIVAS

Un tren arrolla un camión blindado y dos vecinos roban 10.000 dólares

Un vídeo delata a los ladrones, que aprovecharon la conmoción para llevarse dos sacas con dinero

Uno de los hermanos en el momento en que se lleva la bolsa con el dinero. Ampliar foto
Uno de los hermanos en el momento en que se lleva la bolsa con el dinero. Crónica TV

Era un martes tranquilo para los telediarios argentinos. La previa del clásico entre River y Boca se robó la atención de todos. En medio de tanta euforia, un vídeo de seguridad agregó espectacularidad a las transmisiones: un tren arrolló a un camión de caudales en pleno centro de San Miguel, una localidad ubicada en el extrarradio de Buenos Aires. Sin embargo, lo que parecía un accidente más sin demasiadas consecuencias, se convirtió en una improvisada operación comando: dos vecinos aprovecharon la confusión para robar dos sacas con 200.000 pesos, unos 10.000 dólares.

La imagen del accidente es impactante. El blindado no acata la barrera baja y es embestido por una formación del ferrocarril San Martín. Una muchedumbre corre entonces al rescate de los heridos, siete en total. 

Lo que nadie descubrió fue el detrás de escena, registrado en las cámaras de seguridad del ayuntamiento de San Miguel, y difundido este viernes. Juan Domingo y Néstor Benítez, dos hermanos changarines, aprovecharon el tumulto generado por la colisión y se llevaron dos bolsas con dinero. En el vídeo se ve claramente cómo uno de ellos se lleva una bolsa de la inscripción Maco, el nombre de la transportadora de caudales que venía de llevarse la recaudación del ferrocarril.

Crónica TV

La policía allanó la casa de Juan Domingo y encontró una de las bolsas escondida en el baño. Así, los dos hermanos fueron detenidos y procesados bajo el cargo de “hurto calamitoso”, una figura del código penal de Argentina que describe a los robos en los que no hubo ejercicio de la violencia para quedarse con el botín y se produjo en una situación de conmoción pública. La picardía puede costarles de hasta seis años de prisión.

Más información