Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dimisión del primer ministro no aplaca la ira de miles de eslovacos

Más de 50.000 personas vuelven a protestar en Bratislava contra el Gobierno tras el asesinato de un reportero de investigación

Bratislava
Una multitud en las calles de Bratislava en una manifestación bajo el lema 'Defendamos una Eslovaquia decente'. AFP

Al menos 50.000 eslovacos se han echado a la calle este viernes en Bratislava para protestar contra el Gobierno tras el asesinato de un periodista de investigación que indagaba la conexión del crimen organizado con las altas esferas de poder en Eslovaquia. La dimisión del primer ministro Robert Fico, un gesto que pretendía salvar el Ejecutivo en coalición de tres fuerzas que gobiernan el país, no ha logrado aplacar la ira de la gente, que ha vuelto a marchar por tercera vez bajo el lema Defendamos la decencia de Eslovaquia y ha exigido la celebración de elecciones anticipadas.

Se tratan, según algunos analistas, de las mayores manifestaciones que ha habido en el país desde la Revolución de Terciopelo. Los organizadores del movimiento esperaban que las movilizaciones se extendieran a 34 ciudades eslovacas y 25 en el extranjero. "Nada ha cambiado", afirmó uno de los oradores, el pedagogo Martin Mojzis, en la plaza en la que se había convocado la protesta. 

"Una dimisión ya no es suficiente, tienen que dejar la vida pública" declaró un militante, Filip Vagac, según recoge AFP. Otro asistente a la manifestación, Martin Zahorsky, añadió: "Estuve aquí la semana pasada y hoy estoy aquí. La renuncia de Fico no es suficiente. Queremos un gobierno honesto, no un gobierno que nos mienta". 

Antes del cese de Fico, el clima de crispación que vive el país se había cobrado ya la dimisión del Interior y viceprimer ministro, Robert Kalinak, el pasado lunes, y del titular de Cultura y Medios de Comunicación, Marek Madaric, el 28 de febrero.

El Gobierno vive semanas de crisis tras el asesinato del reportero Jan Kuciak y su pareja, a quienes acribillaron a tiros en su vivienda a finales de febrero. Kuciak, que había recibido amenazas por sus pesquisas, es el segundo periodista de investigación asesinado en la Unión Europea en menos de un año. En octubre del año pasado, la maltesa Daphne Caruana fue asesinada mediante la explosión un coche bomba a pocos metros de su casa.

La manifestación de este viernes
La manifestación de este viernes AP

La sede del partido de Fico, el partido socialdemócrata SMER, en la ciudad de Zilina, en el norte, fue incendiada.  Según el diario local Pravda, en una pintada del edifico aparecía el rótulo Ladrones, firmado por Vasky Jugend, un colectivo neofascista que apoya en su perfil de Facebook a la formación parlamentaria ultraderechista y xenófoba Nuestra Eslovaquia.

El actual viceprimer ministro socialdemócrata, Peter Pellegrini, ha recibido el encargo del presidente, Andrej Kiska, de formar gobierno. Pellegrini, de la misma formación que Fico, ha presentado una lista con 79 firmas de parlamentarios, de 150, dispuestos a apoyarle en una sesión de investidura de nuevo gobierno. Lo que los manifestantes piden es que se convoquen elecciones bajo el argumento de que las dimisiones solo significan cambiar a los representantes actuales por otros de mismo partido. 

Los dos principales partidos de la oposición, el liberal SaS y el conservador OlaNO, habían presentado una moción de censura que se votará el lunes, tras denunciar vínculos entre el Gobierno y grupos delictivos, y recriminan al Ejecutivo no haber protegido al reportero, que estaba amenazado.

Más información