Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salvador libera a una mujer sentenciada por homicidio tras sufrir un aborto

Maira Verónica Figueroa fue condenada a 30 años y cumplió 15 en la cárcel

Maira Verónica Figueroa (izquierda) y su madre se abrazan este martes.
Maira Verónica Figueroa (izquierda) y su madre se abrazan este martes. EFE

Maira Verónica Figueroa, una salvadoreña sentenciada a 30 años por homicidio tras sufrir un aborto, ha sido puesta en libertad este martes después de que las autoridades del país centroamericano redujesen su condena. La mujer, que pasó 15 años en prisión, forma parte de Las 17, un grupo de mujeres que tuvieron complicaciones en el embarazo o sufrieron partos prematuros y que fueron condenadas por las muertes de los neonatos.

"Ahora voy a empezar de nuevo y a recuperar el tiempo perdido", ha dicho la salvadoreña al salir en libertad. Figueroa sufrió una "emergencia obstétrica" mientras trabajaba. Perdió mucha sangre y tuvo que ser hospitalizada. Tras abortar, la fiscalía la acusó de homicidio agravado y en 2003 fue condenada por una corte de Ahuachapan, una ciudad al norte del país.

A las afueras de la prisión, un grupo de mujeres de Las 17 la recibió junto a su familia. La puesta en libertad de Figueroa se hace efectiva un mes después de la de Teodora Vásquez, condenada en 2008 a 30 años de cárcel por un delito de homicidio agravado que, según organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, se debió a un aborto involuntario por una "emergencia obstétrica" no atendida.

El caso de Figueroa, condenada en 2003 a 30 años de prisión, ha puesto el foco una vez más en la estricta prohibición del aborto en El Salvador y en otros países de Centroamérica. En El Salvador el aborto es ilegal desde 1998 y la ley no contempla si la mujer fue violada o si su salud está en peligro.

El presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, propuso el año pasado una reforma para permitir la interrupción del embarazo en dos supuestos —que la vida de la madre corra peligro o que el embarazo sea fruto de una violación—, pero el proyecto de ley no prosperó en el Congreso.

"Es inconcebible que Maira haya pasado casi 15 años en la cárcel por sufrir una complicación en el embarazo", ha dicho la dirigente del Centro de Derechos Reproductivos estadounidense, Nancy Northup. "Su sentencia no ha sido anulada por lo que continúa siendo culpable a ojos de la ley", ha añadido.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha pedido a El Salvador que imponga una moratoria sobre la prohibición total del aborto. Según la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, 27 mujeres purgan penas de entre seis y 35 años por homicidio agravado a causa de abortos.

Más información