Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

Un asesor de Trump anuncia su dimisión tras las acusaciones de maltrato a sus dos exesposas

Rob Porter es el secretario de personal de la Casa Blanca y una figura ascendente

Porter entrega un documento a Trump el 20 de enero de 2017, en sus primeras horas como presidente
Porter entrega un documento a Trump el 20 de enero de 2017, en sus primeras horas como presidente AP

El secretario de personal de la Casa Blanca, Rob Porter, anunció este miércoles su dimisión después de que sus dos exesposas le hubieran acusado de maltratos físicos y verbales contra ellas. El asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, calificó las acusaciones de “escandalosas y simplemente falsas”. Pero ha optado por actuar con diligencia y atajar un escándalo en creces.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, anunció que Porter “abandonará” su cargo con rapidez pero que antes se esperará a hallar un sustituto “para asegurar una transición adecuada”. Sanders no explicó si Trump conocía las acusaciones.

"He sido transparente y he dicho la verdad sobre estas viles acusaciones, pero no voy a hacer más comentarios públicos sobre una campaña coordinada de difamación", señaló Porter en un comunicado.

Licenciado en Derecho de 40 años, era el encargado de coordinar los documentos que llegan al escritorio presidencial. Aparecía detrás de Trump en muchas de las escenas en que el mandatario firmaba un decreto. En las últimas semanas, bajo el auspicio del jefe de gabinete, John Kelly, Porter era una figura ascendente en el círculo presidencial. Por ejemplo, en enero integró la comitiva que viajó con Trump al Foro de Davos. Antes de entrar en la Casa Blanca, había trabajado como asesor de senadores republicanos en Washington, llegando a ocupar posiciones destacadas.

Según la cadena CNN, Kelly se opuso a la renuncia de Porter. “Es un hombre de una integridad verdadera y no puedo decir suficientes cosas buenas sobre él”, había afirmado el martes el jefe de gabinete al diario británico Daily Mail, que fue el que destapó las acusaciones de las mujeres y acabó propiciando la dimisión.

La última esposa de Porter, Jennifer Willoughby, detalló al rotativo los presuntos maltratos verbales y físicos del asesor del presidente. La primera mujer con la que estuvo casado, Colbie Holderness, replicó la acusación: “Era abusivo verbalmente, emocionalmente y físicamente y ese el motivo por el que me marché”, dijo.

Holderness, que trabaja para el Gobierno estadounidense y estuvo cinco años casada con Porter, facilitó al diario una fotografía en que ella aparece con un moratón en el ojo. Asegura que se lo causó Porter tras una discusión durante unas vacaciones en Italia. Él da otra versión: “Tomé las fotos que ha dado a los medios de comunicación hace casi 15 años, y la realidad de lo que ocurrió no se acerca en nada a lo que se ha descrito”, dijo al Daily Mail.

Willoughby, la segunda esposa, asegura que en diciembre de 2010, cuando llevaban un año casados, Porter la sacó de la ducha, estirándola por los hombros, y empezó a gritarle. Poco antes, la mujer había pedido separarse e inició una acción judicial por el rechazo de él a marcharse del apartamento en el que vivían.