Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
elecciones regionales en córcega

Los nacionalistas corsos logran una clara mayoría en la primera vuelta

La coalición nacionalista Pè a Corsica logra el 45,36% de los votos, seguido de la derecha regionalista con el 14,97%

El autonomista Gilles Simeoni ondea una bandera en las celebraciones de la victoria, anoche en Bastia.
El autonomista Gilles Simeoni ondea una bandera en las celebraciones de la victoria, anoche en Bastia. AFP

La coalición nacionalista Pè a Corsica (Por Córcega) está a un paso de refrendar el poder alcanzado por primera vez en diciembre de 2015 tras arrasar en la primera vuelta de las elecciones regionales, en cuya campaña sobrevoló el desafío independentista catalán. Los nacionalistas, que piden el reconocimiento oficial de su lengua y un estatuto de autonomía, han logrado una clara mayoría del 45,36%, según resultados oficiales y definitivos, con lo que dominarán  la nueva Assemblea di Corsica, la Asamblea de Córcega, ahora con más competencias.

La coalición del autonomista Gilles Simeoni y del independentista Jean Guy Talamoni, que reclama un estatuto de autonomía de pleno derecho en los próximos tres años con aplicación en los siguientes 10, partía como favorita en unos comicios a los que fueron convocados 233.988 corsos. Siete listas electorales aspiraban a gobernar sobre la nueva colectividad única, que verá la luz a partir de enero fruto de la fusión de los dos departamentos actuales de la isla, patria natal del emperador Napoleón y que pertenece a Francia desde 1768.

Tras hacerse con la alcaldía de Bastia en 2014, con el Gobierno y la Asamblea regional en 2015 y con tres de los cuatro diputados de Córcega en las legislativas francesas del pasado junio, para los nacionalistas esta nueva cita electoral, cuya segunda vuelta se celebrará el día 10, era un espejo en el que ver el apoyo ciudadano.

"Córcega envía una señal muy fuerte a París y dice que quiere la paz y la democracia y construir una isla emancipada, para que elaboremos juntos una solución política", ha dicho un exultante Simeoni. "El resultado final es (...) un auténtico maremoto democrático que confirma y amplifica lo que ocurrió en diciembre de 2015, con la victoria de los nacionalistas", ha destacado Simeoni, en referencia al 35,34% alcanzado entonces en la segunda vuelta.

Talamoni ha apelado por su parte a los corsos a apoyar a su lista el próximo domingo, cuando se vota la segunda vuelta, "para tener legitimidad para el inicio de las negociaciones sobre temas clave: cooficialidad de nuestro idioma, estatus de residente para proteger a los votantes y amnistía para los presos", ha destacado Jean-Guy Talamoni.

Por detrás de la coalición nacionalista ha quedado la derecha regionalista de derecha que lidera Jean-Martin Mondoloni, que ha logrado el 14,97% de los votos. En tercer lugar está la opción de Los Republicanos, con Valérie Bozzi (12,77%), seguida del gubernamental La República en Marcha de Jean-Charles Orsucci (11,26%).

El partido independentista U Rinnovu logra un 6,69% y la coalición Partido Comunista Francés-Insumisos queda en quinto lugar, con un 5,68%. La participación ha sido del 52,17%, siete puntos menos que en las elecciones regionales de diciembre de 2015. Sin embargo, las tasas de participación en Córcega son muy altas

La independencia no está de momento en su orden del día, aunque sí dejar en manos de los corsos qué camino tomar en el futuro en esta región, que representa el 0,4% del PIB francés. "Tenemos toda la vida por delante para conseguirla, aunque cueste cien años. No lo haremos por nosotros, sino por nuestros hijos", ha comentado un votante, Jean-François Raffaelli, crítico con la gestión del Ejecutivo central.

Más información